Wakefield atrapa sin remedio

101

Me ha atrapado sin remedio. Por la bonita edición, por el texto sorprendente y por las magníficas ilustraciones. Nórdica Libros ha editado un librito delicado y apacible, con el texto en español e inglés. Ana Juan ha puesto su arte para dar forma de imágenes a la narración. Nathaniel Hawthorne (1804-1864) es?cribió Twice-Told Tales en 1837, una colección de cuentos que contenía esta maravilla del relato corto: Wakefield. El escritor estadounidense (autor de la famosa novela La letra escarlata) rompió los cánones del puritanismo reinante en su país y sus propios fantasmas (era descendiente de uno de los que partiparon en el ajusticiamiento de las Brujas de Salem) con una serie de narraciones en las que la fantasía servía de análisis de los comportamientos humanos.

El de Wakefield no puede ser más insólito: “Recuerdo haber leído en alguna revista o periódico viejo la historia, relatada como verdadera, de un hombre -llamémoslo Wakefield- que abandonó a su mujer durante un largo tiempo”. Hecho común de no ser porque este personaje se marcha a vivir a dos calles de su domicilio original y durante 20 años no da señales de vida y permanece expectante a los resultados de su propia decisión y la posible reacción de su esposa. Es como un ensayo sobre la abulia en las relaciones narrada de forma maravillosa. Como maravillosas son las ilustraciones realizadas por Ana Juan para esta edición. La ilustradora, Premio Nacional de Ilustración 2010, se nutre de la delicada narración de Hawthorne para crear otra serie delicada y hermosa, sensible e imaginativa, realizada en lápices y con tonos tan oscuros como la aparente sinrazón del comportamiento del protagonista del relato.

Nathaniel Hawthorne / Ana Juan
Wakefield  (Nórdica Libros, 2011)