Ventajas del inbound marketing

El Inbound Marketing es una técnica de promoción para negocios, que tiene como objetivo atraer a sus potenciales clientes a través de información e su interés. Es la estrategia líder actualmente en las redes sociales, donde la generación de contenido interesante es lo que atrae al usuario a ciertas marcas.

“la generación de contenido interesante es lo que atrae al usuario”

Esta estrategia, en vez de enfocarse directamente en la venta como hace el marketing tradicional, busca ofrecer información al potencial consumidor, de forma que éste confíe y comience a interesarse en los productos de la empresa de manera natural.

Lo que se busca con esta alternativa de marketing es no ser invasivos con material publicitario, que sólo busque vender. Si usas el inbound marketing como centro de tu estrategia, tendrás que generar contenido de valor, que haga que tu cliente decida comprar tu producto por sí solo. Entonces, ¿qué ventajas tiene?

Atrae sin perseguir

Una de sus principales ventajas es que atrae a los clientes con contenido que le interesa y no los persigue sólo para vender como el marketing tradicional. A través de esto, la marca crea presencia digital cada contenido sirve para crear un estilo, seguir una línea editorial y generar un perfil.

Te vincula con el cliente generando “engagement”

El inbound genera “engagement” o “compromiso” con el cliente, permitiéndote a estar en la mente de los usuarios, es uno de los beneficios más notables y que se consigue de mejor manera con el inbound marketing.

Es también una oportunidad para explotar el potencial del equipo creativo, que debe buscar estrategias que se enfoquen en fortalecer el engagement.

Estamos en el mejor momento para el inbound

Este es el momento del inbound marketing, precisamente porque tenemos a disposición recursos como las redes sociales, técnicas SEO en web y blogs, que son las plataformas especiales para desarrollar este tipo de marketing.  

También obtendremos una excelente herramienta para la fidelización de clientes, pues cuando un usuario descubre un sitio web, blog o red social que le es agradable, o con la cual se identifica, lo más probable es que se quede enganchado y que vuelva visitar este perfil constantemente.

Se llega a un grupo más grande y específico

Con el Inbound los contenidos llegan a un público más amplio, gracias a su potencial para ser recomendados por los lectores. Si la estrategia es buena, lo más seguro es que comience a construirse una comunidad alrededor de la marca, pues a través de los contenidos se genera empatía con un grupo.

Fidelizas más y gastas menos

La fidelización es increíble, y cuando hay clientes satisfechos, estos terminan convirtiéndose en aliados y promotores de la marca. La metodología Inbound es cíclica, transforma a los clientes en promotores para atraer a nuevos extraños, con quienes se comenzará de nuevo el proceso.

Es más sencillo posicionarse como expertos en su sector, a través de la profundidad con la que maneja los contenidos. Este tipo de marketing de contenidos cuesta un 62% menos que el tradicional y genera 3 veces la cantidad de prospectos.