Una vez más Google en el ojo del huracán

Otra vez Google está bajo el escrutinio público, en esta ocasión debido al denominado Proyecto Bernanke con el que la compañía supuestamente utilizó los datos de pujas de publicidad de anunciantes externos para beneficiar a su propio sistema de anuncios durante años.

Todo se dio a conocer durante el proceso legal que Google afronta en Texas desde mediados de diciembre de 2020 por supuestas prácticas monopolísticas.

Tal y como ha filtrado The Wall Street Journal, el proyecto Bernanke sirvió para que Google generase cientos de millones de dólares en ingresos anuales para la empresa.

Curiosamente, este nombre en clave en clave se filtró por error entre la documentación que Google aportó a la causa del Estado de Texas contra el gigante tecnológico y algunos de los contenidos fueron divulgados por MLex, un medio de noticias centrado en la defensa de la competencia. Un juez federal permitió que Google retirase la documentación y la volviese a subir ya protegida… pero la publicación en The Wall Street Journal hizo que los esfuerzos de Google por silenciarlo fuesen infructuosos.

Gran parte de la demanda que afronta actualmente la compañía gira alrededor del rol de Google como operador en su plataforma de compra-venta de espacios publicitarios, que el mismo Google compara con la Bolsa de Nueva York, mostrándose como representante tanto de compradores como de vendedores. Google gestiona estas operaciones de compra-venta de espacios publicitarios… en la que ella participa como compradora. Además, recordemos que Google también vende sus propios espacios publicitarios, como en el caso de YouTube.

- Contenido relacionado -