Un paso atrás en la Tasa Google

El sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) afirma que el gobierno no aplicará la Tasa Google de forma unilateral. El ejecutivo considera que es mejor esperar a que se llegue a un consenso a nivel europeo y global. El secretario general de Gestha, José María Mollinedo, alerta además de que tomar esta decisión de forma independiente podría suponer la imposición de nuevos aranceles de Estados Unidos a productos españoles. 

Estas declaraciones llegan después de que la vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño, afirmara que España no renuncia al impuesto, pero a la espera de que la OCDE defina una “buena” propuesta en el ámbito internacional. En el caso de que los Presupuestos Generales del Estado entraran en vigor en septiembre, la Tasa Digital empezaría a funcionar a partir del 1 de enero.

No creo que España la aplique unilateralmente si no va respaldada de otros apoyos de la Unión Europea. Si va en coordinación con otros Estados miembros serán más fuertes y sólidos para poder abordarlo“, ha señalado el secretario general de Gestha. “En el hipotético caso de que el Gobierno de coalición decida finalmente aprobar la tasa de forma unilateral, podría suponer la imposición de nuevos aranceles a productos españoles por parte de la Administración norteamericana“, ha añadido.

Calviño ha indicado que confía en que haya una propuesta más concreta a final de mes por parte de la OCDE sobre imposición digital y ver si hay una perspectiva de alcanzar un acuerdo en el ámbito global a lo largo de 2020. La vicepresidenta tercera para Asuntos Económicos y Transformación Digital se apoya en dos pilares: buscar normas sobre la reubicación de los beneficios de gigantes digitales y explorar el diseño de un sistema fiscal internacional que asegure que las multinacionales digitales pagan un nivel mínimo de impuestos.