«Un entorno de trabajo más flexible nos puede ayudar a tener un mejor equilibrio en nuestra vida en general»

Luisa Seedtag

Luisa Izquierdo, Chief People Officer en Seedtag, responde las preguntas planteadas para la sección ‘Mad Women Power’ que el Periódico PublicidAD publica mensualmente en su revista impresa.

¿Cómo ha cambiado la percepción de la mujer trabajadora en publicidad/marketing?

Según el informe ‘La mujer en los puestos claves de las empresas del IBEX 35 y Euronext’, los comités de dirección están formados principalmente por hombres (79%), frente a un 21% de mujeres, con un aumento de la representación femenina del 5,4% desde 2019. 

Sin embargo, la representación de la mujer en la alta dirección en el sector publicitario es muy superior a la de la mayoría de sectores. Seedtag, como empresa perteneciente al sector publicitario, siempre ha estado comprometida con la diversidad y con asegurar un papel relevante de la mujer en puestos de responsabilidad. Y, aunque siempre nos quede camino por recorrer, actualmente contamos con un 49% de mujeres en plantilla y un 48% en puestos de liderazgo.

¿Es consciente de que con su trabajo está contribuyendo a escribir la historia del papel de la mujer en el mundo publicitario? ¿Qué le gustaría aportar?

Me encantaría pensar que con mi trabajo estoy contribuyendo a crear entornos más inclusivos en los que los empleados puedan progresar, desarrollarse y generar valor para el mundo publicitario con independencia de cualquier otro factor. Creo humildemente que, en la medida en que todos trabajemos para promover modelos de trabajo en los que podamos poner el acento en capacidades, competencias y valores, en lugar de otras consideraciones, estaremos aportando a un entorno más equitativo e igualitario.

Matilde C. Weil fundó en 1880 la M.C. Weil Agency inspirada en la idea de que las mujeres son las que compran y, por lo tanto, hay que anunciar a las mujeres. ¿Este principio sigue rigiendo las estrategias publicitarias de hoy día?

Es indudable que las mujeres tenemos cada vez mayor capacidad de compra y que, en numerosas ocasiones, estamos detrás del proceso de decisión de compra en la unidad familiar. Sin embargo, es fundamental que entendamos que los intereses de las mujeres son mucho más amplios que los que la industria tradicionalmente ha considerado. Esa es una ventaja de la publicidad contextual que realizamos en Seedtag porque trasciende los sesgos tradicionales del tipo de productos de interés de las mujeres. 

Este cambio en las estrategias publicitarias y metodología respecto al papel de la mujer, se ve reflejado en un estudio presentado por Havas Media Group. Según el informe “Meaningful Women 2030”, en el 58% de las creatividades la mujer trabaja, disfruta del ocio o consume, vs 24% en los que realiza tareas del hogar, de cuidado personal o de cuidadora. Por lo tanto, las mujeres ven cambios positivos en el binomio igualdad-publicidad, pero no suficientes. Todavía queda camino por recorrer..

¿El teletrabajo ha facilitado la vida familiar?

La capacidad de trabajar en remoto supone fundamentalmente un cambio cultural dentro de las organizaciones que nos permite ganar en flexibilidad y autonomía. Un entorno de trabajo más flexible nos puede ayudar a tener un mejor equilibrio en nuestra vida en general; en algunos casos, se traducirá en una mejora de la vida familiar, pero también puede repercutir en nuestro bienestar físico, mental y emocional: mayor tiempo para ocio, deporte, aprendizaje o actividades sociales. Creo que asociar flexibilidad con conciliación es simplificar una realidad más compleja y me gusta promover una visión más diversa e inclusiva de esta cuestión.

¿La industria de la publicidad y el trabajo en agencias y/o departamentos de marketing permiten la conciliación? ¿Ha sentido algún tipo de discriminación por el hecho de ser mujer?

Al ser nueva en el sector, no podría opinar sobre el trabajo o el papel de las mujeres en agencias de marketing. Sin embargo, sí sé por compañeras de profesión que, aunque la industria ha avanzado en cuanto a entender la importancia de que haya mujeres en puestos de responsabilidad, siguen siendo necesarias políticas de conciliación más reales que apoyen a las mujeres a conseguir una mayores cotas de  igualdad en las empresas. 

Lo que sí puedo decir es que, a lo largo de mi carrera profesional, no he sentido discriminación por el hecho de ser mujer. No obstante, creo que, en términos generales, tenemos que seguir vigilantes en estas cuestiones y seguir promoviendo entornos de trabajo en los que valoremos a los profesionales por el impacto que generan en las organizaciones con independencia de cualquier otro factor. Siempre hay oportunidades de mejora.

- PUBLICIDAD -