Un bosque para que las empresas luchen contra la crisis climática

El cambio climático es hoy más que nunca una realidad palpable. Las emisiones de CO2 procedentes de la actividad industrial y de la ciudadanía han crecido incesantemente desde hace años. Para paliar sus efectos en los ecosistemas que causa la deforestación provocada por los incendios, Bosques Sostenibles ha iniciado una campaña para concienciar a la sociedad y conseguir reforestar un bosque incendiado perteneciente a la Reserva Natural del Valle de Iruelas.

Es necesario que la sociedad en su conjunto se involucre en esta lucha que afecta a todo el planeta. El compromiso medioambiental que han adquirido cientos de empresas y particulares está permitiendo que la huella de carbono que genera su actividad se vea compensada gracias a la reforestación de los montes calcinados. Además, diversos estudios científicos han señalan que la estabilidad del ecosistema es el primer escudo que tiene la población ante el avance de enfermedades, un estímulo extra para adquirir un compromiso con el entorno en estos tiempos en los que la Covid-19 anida en nuestro país.

Gracias al estudio dendrocronológico de varios ejemplares caídos en el incendio que arrasó el Valle de Iruelas en 2019, llevado a cabo por el Instituto Universitario de Gestión Forestal Sostenible (iuFOR) perteneciente a la Universidad de Valladolid, se ha podido conocer cuál es la realidad que han vivido estos árboles a lo largo de su existencia.

La verdad que Bosques Sostenibles se ha encontrado en este enclave meridional de Ávila es que el cambio climático continúa su avance y deben tomarse medidas inmediatas. “Una de las conclusiones que hemos conocido a partir del estudio es que la regeneración natural de los bosques mediterráneos se ve severamente afectada por la crisis climática, por eso involucrar a las empresas españolas en la reforestación es ahora más necesario que nunca”, comenta Elena Álvarez, Responsable de Bosques Sostenibles.

Uno de los métodos que ha demostrado tener un mayor impacto para frenar el aumento de la temperatura del planeta es la replantación de grandes áreas de terreno. Debido a las extensiones que alcanzan estos nuevos espacios verdes son capaces de depurar un alto volumen de CO2.

Este es el principal objetivo de la campaña “La Verdad de los Árboles”, donde a través de una serie de  podcasts que narran las historias en primera persona de algunos de estos ejemplares que vivieron y murieron en el Valle de Iruela, y que han sido elaboradas por la joven escritora y tuitera Nagore Suárez, sus voces servirán para lanzar un mensaje de concienciación a particulares, empresas e instituciones. Todos los contenidos elaborados para concienciar a la población sobre el papel esencial que juegan los bosques en el medioambiente están disponibles en laverdaddelosarboles.com, donde también se puede consultar el estudio dendrocronológico al que se han sometido algunos árboles de la Reserva Natural.

- Contenido relacionado -