Un 54% de los españoles está bastante o muy preocupado por su puesto de trabajo

Havas Media Group España, la red de medios perteneciente al Grupo HAVAS, presenta la actualización de su estudio “Impacto del coronavirus en hábitos y medios”, un profundo informe sobre el impacto que la epidemia del Covid-19 y todas las medias adoptadas como consecuencia de la pandemia, está teniendo sobre nuestros hábitos de consumo y en los medios.  En esta actualización, ha analizado cuestiones claves para los consumidores, la sociedad, las marcas y los medios.

1. Nivel de preocupación y alarma social: a medida que el final del confinamiento se ve más cerca, la preocupación por la salud y el colapso sanitario da paso a la inquietud por el futuro a corto y medio plazo. ¿Y después del confinamiento qué? ¿Cuánto durarán los efectos y qué impacto tendrá en la economía, en el empleo, en mi situación personal?

Tanto en el estudio llevado a cabo semanalmente por HMG como en otra fuentes consultadas, el diagnóstico es la de unos ciudadanos cada vez más inquietos por esa repercusión económica. Un 54% está bastante o muy preocupado por su puesto de trabajo (Tracking HMG-ODEC).

Otros temas que inquietan es que la libertad de movimientos no sea total al final del confinamiento (incluso en la vida cotidiana), que no se pueda viajar con libertad, y hasta las posibles secuelas emocionales (62%)

En el contexto internacional, países como USA y UK que a finales de marzo estaban entre los menos alarmados, son los que más ven crecer su índice de preocupación (+20pp).

2. Cómo nos informamos: rol de los medios y evolución de las audiencias: la TV continúa siendo la principal vía de información, seguido de Internet (destacando la prensa online, seguida de RRSS). La Radio sigue siendo el tercer medio, con mayor protagonismo en +40 años.

Las búsquedas sobre el coronavirus que se dispararon en las primeras semanas, se van diluyendo con el tiempo. Bajan considerablemente las búsquedas en algunos sectores, como viajes, desplazamientos y especialmente el alquiler de coches. Otros términos sin embargo han incrementado notablemente sus búsquedas: salud, supermercado, teletrabajo, videojuegos, entretenimiento (+70%), “hacer cosas en casa” o “comida para llevar” (especialmente en fines de semana)

3. Nuevos hábitos y cambios en el consumo: en cuanto a hábitos dentro del hogar, no hay grandes cambios en comparación con las semanas anteriores: entretenimiento (televisión, series, películas, videojuegos, juegos de mesa) es la principal actividad, junto con limpieza, cocinar e intentar hacer algún tipo de ejercicio.

En este sentido en un estudio multipaís vemos que España está entre los que manifiestan mayor interés por conservar en lo posible una dieta saludable y la que declara consumir menos alcohol, aunque sí más tabaco. En esta comparativa Italia y España son los países cuyos ciudadanos se sienten más estresados (son los más impactados por la pandemia) y Alemania la que menos.

En los cambios en cesta básica en España se manifiesta más preferencia por productos nacionales y más naturales, así como apertura a probar nuevas marcas y a comprar más producto de impulso/capricho. Se mantiene el comportamiento de mayor “carga”: más unidades y/o formatos más grandes y multipacks.

Casi la mitad ha realizado durante el aislamiento alguna compra online no de cesta básica (super/hiper). Entre lo más comprado está tecnología, ropa y calzado, seguido de juguetes/juegos de mesa/puzles.

4. Rol y valoración de las marcas y de la comunicación en la crisis: los consumidores esperan cada vez más que las empresas “den un paso adelante“ y aporten soluciones e iniciativas en esta crisis. Entre las principales demandas están las acciones para solucionar problemas concretos (donaciones,  fabricación de productos, ofrecer servicios gratuitamente a sanitarios y otros colectivos), pero también se valora que hagan campañas y comunicaciones motivando y animando a la gente, así como contribuir a la normalidad y a la economía comunicando sus productos y servicios como siempre (77%). En este sentido:

  • Un 71% está de acuerdo en que las campañas y las comunicaciones de las marcas “siguen siendo útiles para informarme de productos y servicios, independientemente de si los voy a comprar en estas semanas o después del periodo de aislamiento”
  • Un 63% piensa que “Me entretienen y las valoro más que antes, en especial las que tratan de animar o dar consejos”
  • Un 59% con que “Las ve con más atención porque tiene más tiempo”.

En recuerdo de campañas/mensajes en los medios, relacionados con el coronavirus y su situación, se mencionan más de 40 marcas. Las de mayor recuerdo esta semana pertenece a Banca, Energéticas y operadoras de telecomunicaciones. Inditex/Zara, Mercadona, Santander, Movistar, Seat, Carrefour y Naturgy, son las marcas cuyas acciones concretas son más conocidas y valoradas.

5. ¿Qué haremos después del aislamiento? ¿Volverán nuestros hábitos a la normalidad?: todo apunta a que no, en primer lugar porque se prevé que esa “normalidad” no llegará de un día para otro, sino que será gradual y bastante larga.

En esto tanto estudios de consultoras como Deloitte, como los propios consumidores ciudadanos coinciden: no esperan la normalidad total en libertad de movimientos hasta el mes de julio aproximadamente.  En segundo lugar, porque todo los estudios coinciden en que habrá un antes y un después en la actitud mental de los consumidores: bien provocada por la reflexión de este largo encierro (que lleva a replantearse comportamientos de consumo y de estilo de vida, dejando en evidencia lo prescindible de algunos), bien por el propio contexto económico, que inquieta a muchos y les hace replantear sus gastos.

Aunque es aún pronto para dar datos determinantes, la mayoría de los estudios apuntan a los siguientes cambios de comportamiento vs la fase pre Covid 19:

  • Los hábitos relacionados con el consumo de bienes no de primera necesidad disminuirán (ropa, zapatos, belleza…), aunque la compra online ganará en penetración y tal vez ahí estos sectores puedan intentar esquivar algo la bajada.
  • Aunque en un primer momento salgamos con ganas a comer fuera y divertirnos, parece que la reflexión sobre cambio de hábitos y el temor a las aglomeraciones, implicarán también a medio plazo una disminución del gasto en ocio versus la etapa pre-Covid.
  • Más preocupación por el cuidado de la salud, más ejercicio físico
  • Más ahorro y aumento de previsión
  • Menos viajes y los que se hagan más locales
  • Compraremos más online
  • Aunque como todos los cambios, no afectarán a todos por igual. Entre un 25% y 1/3 de las personas consultadas en 5 países europeos (UK, Alemania, Francia, Italia y España), manifiestan que continuarán con estos cambios de comportamiento, 35% en España.