Un 40% de los internautas realiza la mayoría de sus compras a través de internet

AIMC (Asociación para la Investigación de Medios de Comunicación) ha presentado en rueda de prensa virtual los resultados de la 23ª edición de la Encuesta AIMC a Usuarios de Internet, ‘Navegantes en la Red‘, estudio sobre el uso de internet de mayor trayectoria y con la muestra más amplia de nuestro país.

A la vista de los resultados, parece que la crisis del COVID-19 ha obligado a bastantes navegantes a reforzar sus conocimientos digitales, pues casi la mitad de los encuestados (48%) cree que ahora aprovecha más las posibilidades que le ofrece Internet, y un 36,7% afirma que utiliza más programas o aplicaciones que antes de la pandemia.Por otro lado, el querer preservar las distancias y reducir el contacto físico con otras personas ha favorecido también que determinadas actividades que antes se realizaban con más frecuencia de manera presencial se hayan visto sustituidas por otras de manera virtual.

Esto ha llevado a que, por ejemplo, un 25,3% haya utilizado la firma electrónica o el DNI electrónico durante la semana anterior a la encuesta (en comparación con el 15,3% de hace dos años). También se ha producido una fuerte subida del número de personas que han realizado un curso de formación online en el último año (concretamente, del 34,7% en 2019 al 48,0% en 2020).

El no poder vernos tan a menudo como antes también ha provocado que utilicemos más las videoconferencias y que hayamos conocido más a fondo diferentes aplicaciones y programas relacionadas con su uso. Casi la mitad de los navegantes (47,7%) ha participado en videollamadas en el mes anterior a la encuesta (cifra que supone el doble respecto al año anterior, cuando representaba el 22,9%). Además, uno de cada cuatro (25,7%) las realiza a diario. Un 74,8% efectúa videollamadas por motivos personales, seguido por los laborales (60,2%) y los académicos (27,5%). En cuanto a las aplicaciones más empleadas para ello destaca WhatsApp en primera posición (67,6%), seguida de Zoom (42,5%), Microsoft Teams (30,7%), Skype (29,7%), Google Meet (25,3%) y Facetime (14,0%). 

Las compras a través de internet eran una práctica generalizada para la mayoría de los internautas ya en 2019 pero, con la nueva normalidad, se ha convertido en un fenómeno que se ha intensificado notablemente: uno de cada cuatro encuestados (24,8%) ha realizado alguna compra online en el día anterior a la entrevista; dos de cada tres (65,7%) en la última semana; un 89,7% en el último mes y un 96,3% en el último año. Además, un 39,6% ya afirma realizar la mayoría de sus compras a través de internet, cifra que en la edición anterior del estudio se situaba en el 33,5%. 

La ropa y complementos (57,1% de los compradores, +3,5 puntos en un año) y la electrónica o aparatos electrónicos (56,3%, +5,5 puntos) figuran entre los artículos más comprados en el último año. También merece una especial atención la alimentación/droguería que, con un 42,6% de los compradores online, ha experimentado un fuerte ascenso de 12,8 puntos en el último año.

En cuanto a las formas de pago preferidas, prevalece la tarjeta de crédito, utilizada por el 82,8% de los compradores, y también las plataformas de pago tipo Paypal (48,0%). Cabe destacar aquí también el uso de Bizum o equivalentes en el comercio electrónico, utilizados ya por un 20,5% de los ciber-compradores. 

Por otro lado, un 82,8% de los entrevistados afirma que, si pudiera elegir, escogería trabajar desde casa al menos, la mitad del tiempo, mientras que un 23,5% preferiría teletrabajar todo o casi todo el tiempo. Únicamente el 4,5% se decanta por un trabajo completamente o casi presencial.Parece que la pandemia ha hecho replantearnos muchas cosas respecto a nuestro modo de vida, pues un 57,9% de los encuestados que trabajan consideran que su empleo es perfectamente compatible con el teletrabajo. De ellos, la mayoría (69,6%) teletrabajaba en el momento de realizar la encuesta, aunque sea parcialmente.

El equipamiento tecnológico de nuestros hogares parece haber mejorado desde el inicio de la pandemia, sea en términos de cantidad o de calidad, y así lo afirma el 62,2% de los entrevistados. En concreto, un cuarto de los encuestados (26,3%) ha renovado sus equipos de telefonía móvil y un 25,2% ha adquirido un nuevo ordenador. Además, un 21,8% dice disponer también de una mejor conexión a Internet y un 16,5% afirma que en 2020 se ha comprado un televisor nuevo con acceso a Internet. 

El COVID-19 también ha impactado en nuestra forma de consumir los medios de comunicación y las posibilidades que ofrece el mundo digital. Así, se aprecia cómo se han sucedido los cambios de forma acelerada en lo que se refiere a los hábitos de lectura de los periódicos: un 59,3% (+11,5 puntos en un año) afirma leer únicamente la versión electrónica, mientras que sólo un 4,1% (-2 puntos) lee exclusivamente la versión en papel. No obstante, aunque desciende en casi 9 puntos respecto a la cifra registrada en 2019, siguen siendo muchos los que leen ambas versiones (23,1%) y muy pocos (13,2%) los que no leen ninguna. 

Las suscripciones a periódicos o revistas también muestran un crecimiento del 15,5% en 2019 al 17,0% en 2020, fundamentalmente debido al incremento de la suscripción a la versión electrónica, que asciende del 10,4% en 2019 al 13,2% en 2020.Asimismo, la escucha de radio a través de internet también ha experimentado un continuo crecimiento en los últimos años. Un 30,6% de los encuestados escucha las ondas de manera virtual a diario (cifra que ha crecido un 29% desde 2017) y el 50,7% en la semana anterior a la entrevista. También aumenta la escucha mensual de podcasts de programas de radio, escogidas por el 26,4% de los encuestados (+6,1 puntos en dos años).

Aunque ya venía aumentando desde hace algunos años el porcentaje de entrevistados suscritos a un portal de internet para ver series/películas o eventos deportivos (del tipo Netflix, Amazon Prime Video o DAZN), su ascenso ha sido extraordinario en 2020: si en 2016 sólo un 9,5% había contratado un servicio de este tipo, en la última edición se ha incrementado la cifra hasta el 75,1%.También se ha incrementado, aunque en menor medida, los navegantes suscritos a una plataforma de televisión de pago tradicional (del tipo Movistar+, Vodafone TV, Orange TV, …) que asciende del 44,8% en 2019 al 47,3% en 2020, así como los servicios de pago de cadenas de televisión (Atresplayer Premium, Mitele Plus, …) que pasan del 2,2% en 2019 al 6,1%.

- Contenido relacionado -