Twitch, síntoma de un cambio de paradigma en la comunicación

De izquierda a derecha Berta Fola, Jordi Pi, Enric Esteban, Roc Massaguer, Georgina Campoy

Esta mañana hemos tenido una nueva sesión de El Mirador Indiscret que, en esta ocasión ha puesto su mirada en Twitch, la plataforma de streaming de moda que ha batido todos los récords el 2021 con más de 24 millones de horas vistas con temáticas más allá del gaming.

Para dar respuesta a la cuestión sobre si estamos ante una burbuja o una realidad, hemos contado con la participación de Jordi Pi, coordinador de contenidos de TV3; Georgina Campoy, Community Manager & PR de Lince Works, Gina Zero en Twitch; Roc Massaguer, Periodista y creador de contenido en Twitch y Enric Esteban, cocreador, subdirector y dirección de Estrategia Digital de Eufòria, en una sesión moderada por Berta Fola, CEO de Carpe Diem Comunicación.

Jordi Pi ha iniciado su intervención afirmando que la pandemia ha acelerado el paso del contenido más estático como Instagram, a potenciar el streaming, como Instagram Live o Twitch. También ha destacado que nos ha dado tres cosas buenas: la conectividad, el share y la capacidad de distribuir contenido, y el “Súper-Yo” como un hecho que transmite que todos nos podemos dedicar a hacer contenidos. Con todo, para Pi el contenido no es el rey, sino que la reina es la visibilidad, sea en la plataforma que sea. Así mismo, se ha mostrado crítico, puesto que, según él, todo y el cambio de paradigma en la comunicación, cuesta mucho conseguir grandes audiencias, y las marcas continúan haciendo anuncios que no conectan.

A continuación, Enric Esteban ha destacado que: «La televisión hace mucho tiempo que abandonó la gente joven porque les aportan poco a nivel de audiencia. Por eso, se buscan alternativas para atraerlos hacia su contenido a otras plataformas como Twitch». Ha insistido en el hecho que los jóvenes juegan juntos y comparten en un terreno virtual, y consumen programas que los entretienen desde su habitación, mientras lo comentan con los amigos.

Por su parte Roc Massaguer ha afirmado que Twitch es lo que es, y no lo que queremos que sea. En este sentido, dice que cada plataforma ofrece algo diferente y Twitch ofrece una muy concreta. Para él, es una mezcla de radio y zapping televisivo, donde buscas alguien que entretenga pero sin la necesidad de adquirir un compromiso, sino que sirve cualquier contenido que se está emitiendo en aquel momento y que además, y precisamente por eso, lo convierte en una cosa única. El problema que hay con Twitch, según su parecer, es que puedes crear contenido donde necesitas invertir un presupuesto, pero la plataforma no te sirve para recuperar la inversión. Es una ventana de comunicación donde lo que interesa, más que el contenido, es la persona que crea este contenido.

La última intervención ha venido de la mano de Georgina Campoy. Para ella, la clave de Twitch es la comunidad, la gente. La plataforma surge de la pandemia, de la necesidad de las personas de conectarse. La gente busca compañía, hablar con más gente y sentirse parte de la comunidad, grande o pequeña, sintiéndose acogida e identificada. Ha destacado que la democratización que se ha establecido en Internet es peligrosa, puesto que encuentras gente que transmite unas ideas confusas que llegan a un público.

A continuación, el turno de debate con los asistentes ha abierto la puerta a otras aportaciones que han ayudado a concluir que estamos ante un síntoma de cambio de paradigma en la comunicación, que tiene un futuro incierto porque todavía se está buscando un modelo sostenible, que muy pocos creadores de contenidos pueden vivir de Twitch, que la publicidad apuesta por los formatos digitales tradicionales, y que, por lo tanto, queda un camino apasionante para definir para que esta plataforma sea una realidad a largo plazo.

- Contenido relacionado -