Trina se renueva por su 85º aniversario

TriNa nació en Valencia en 1934 en los laboratorios del doctor Agustín Trigo. El refresco fue presentado en la Feria de Marsella de 1936 con el nombre de Naranjina, aunque unos años más tarde fue bautizado como Trinaranjus en alusión a las tres variedades de naranja que componían su receta. Ya en los 80 la marca renovó su imagen, pasando a llamarse TriNa, y se hizo un importante hueco en el mercado, especialmente entre los niños y adolescentes por su sabor inconfundible y por su carácter natural, libre de burbujas.

Ahora, en el año de su 85 aniversario, TriNa mira al futuro con una nueva estrategia de reposicionamiento y modernización que lo convierte en un refresco universal, dirigido a todo el mundo y, especialmente, al público adulto. Fruto de la nueva estrategia de marca, TriNa ha renovado su identidad corporativa de la mano de la agencia Ntity.

La nueva imagen pone en valor los atributos esenciales de la marca desde su origen –es un refresco sin burbujas, con auténtico zumo de fruta y un sabor inconfundible– eliminado los elementos orientados al público infantil apostando por líneas más minimalistas y sencillas y por una paleta de colores que refuerza la naturalidad y la frescura del producto. En este giro hacia un target “universal” y adulto la marca se actualiza además a las demandas de consumo actuales a través de una fórmula con la que mantiene el sabor de siempre pero que es baja en calorías.

- Contenido relacionado -