“Tratamos de conocer a alguien de los grandes y lo más precioso que tienes es tu gente”

Jose María Prieto nos acerca una nueva entrega de su apartado “13 Selfies” con Miguel Granado, Head of Marketing Iberia de Popeyes como protagonista. Una  sección disección de 13 personas influyentes de nuestro sector, de los anunciantes y de las agencias, en su lado más humano. Conocemos sus puestos, pero ¿cuánto de ellos conocemos como personas? No hay maquillaje, no hay estilismo, ni pose, ni fecha concreta. Sólo realidad, piel y un poquito de verdad de aquellos que reconocemos mucho pero conocemos pocos.

Miguel significa… “Quién, como Dios”

Así es. Menuda preguntita para empezar…En hebreo es un recuerdo que tenía en mi cuarto de pequeño. Lo típico que te regala tu abuela. Por eso me lo sé. Pero es totalmente contrario a mi forma de ser. Soy más humilde. Me gusta tratar a la gente como me gustaría que me trataran a mí. Y no va de títulos. En Linkedin todo el mundo es CEO o Head of nosequé (risas) pero al final lo que vale es la persona que está detrás.

¿Cuánto tiempo empleas en venir a trabajar por las mañanas?

Depende. Cojo la M-40, parte de A6… Te diría 30 o 35 minutos…

Si eso lo multiplicamos por diez, saldrían unas cinco horas a la semana. Si te regalaran esas cinco horas, ¿en qué las empleas?

¡Joder, pues lo primero que haría sería ver a mis hijos!…, pero no les voy a sacar del colegio (risas). Iría a ver a gente que no veo habitualmente, porque el día a día te come. Es una realidad y una pena que en este país tengamos cultura del presentismo. El tema debería ser cómo hechas las horas que hechas. Nos daría más tiempo libre. Ah, ese tiempo también lo utilizaría en apagar el móvil (risas de nuevo).

Por cierto, que he intentado mirar en redes y… nada. No es la primera vez que no encuentro. Soy torpe…

Sí las utilizo. Personalmente, no tanto pero sí para uso profesional. Para seguir, retuitear temas sectoriales, tendencias, creatividad, etc. De los niños no publico nada.

La primera vez que nos vemos y tenemos 80 contactos en común en Linkedin. ¿Esto de los contactos, amigos y followers se está desmadrando un poco?

Sí. Al final las redes profesionales se están también convirtiendo un poco en redes personales, en redes sociales.

Llevas una vida trabajando en restauración. Y en cadenas, ¿qué ingrediente tiene el fast food que es tan adictivo?

Es el estilo de trabajo que tienen estas compañías, que desde fuera no se conoce. Aquí haces de todo. En otras empresas puedes ser más especialista en medios, o trade… aquí no. Aquí tocas todos los palos. Te metes hasta de administrador en redes sociales a publicar, sacar análisis… como te digo, todo.

Tú que ha estado tanto tiempo en fast food, ¿cuál es el restaurante slow food que más te ha impresionado?

Por momentos. Hay varios. He tenido la suerte de ir a Diverxo y me impresionó la creatividad y la capacidad de llevarte recuerdos en cada bocado durante tres horas y media. Pero también en la luna de miel con mi mujer, en un sitio precioso a orillas de un lago, tomándote un bocadillo con unas vistas impresionantes. Es más el momento y lo que te evoca que el sitio te diría.

Por cierto, Louisiana es al pollo, como Madrid es a…

A los calamares (sonríe). Hay una cosa que quiero decir: soy madrileño, aunque no lo parezca (risas) y creo que Madrid es una de las ciudades más abiertas del mundo. Aquí, si preguntas, nadie es de Madrid. Hay gente de todos los lados. En los grupos siempre hay gente dispar. Eso sí, estamos un poco locos. Sales de esta ciudad y la gente es más relajada.   

Pues nos vamos a Louisiana, ¿con quién viajamos y de qué hablamos?

(Piensa un buen rato) ¡Es tricky la pregunta! A nivel profesional, me gustaría Simon Sinek. Por la forma de pensar y por cómo entiende las razones que hay detrás de las necesidades de consumo y de comunicación que mueven a la gente. Me encantarían también personajes que te marcan muchísimo, como un Barak Obama, por lo que representó en su momento: Cambio y apertura de un raciocinio como el de la cultura americana. Pero, si te soy sincero, sentaría a mi padre y recuperaría esas cinco horas de las que hablábamos antes. Todos tenemos la ambición de conocer a alguien de los “grandes” y lo más precioso que tienes es tu gente y el tiempo que les dedicas. Es algo de lo que te das cuenta con los niños, cuando renuncias a tu tiempo para dárselo a ellos

¿Y qué idea te gustaría dejar a tus hijos?

Siempre trato de inculcar a los dos que los únicos que se pueden ponerse límites son ellos mismos. No hay nadie que te pueda decir lo que puedes y lo que no puedes hacer. En capacidades, me refiero. Todos podemos hacer lo que nos pongamos por delante. Nunca hay que salir a jugar derrotado.

Hoy es jueves (la entrevista se realiza un jueves), un buen día para…

Para cualquier cosa (risas). Has cumplido objetivos de la semana, ya puedes pensar en la siguiente… Y los viernes estamos todos con la cabeza en fin de semana y en salir.

Hablas inglés, francés y español. ¿Cuál es el mejor para trabajar?

A día de hoy, por las oportunidades que te ofrece, el inglés

Y, ¿el mejor para estar con amigos?

Español, sin duda.

Y el francés, entonces, ¿para qué es bueno?

Para enamorar (muchas risas) En serio, para mi, para aprender cosas diferentes, me apasionan los idiomas. Yo me he lanzado a hablar Alemán sin tener “ni papa”. Me encanta…

Tus dos mejores amigos se dedican a…

Consultoría, uno de ellos y el otro a la banca. El de banca, nada que ver con lo nuestro.

Dime a quién te gustaría entrevistar…

Esta es muy buena (piensa un rato). A alguien a quien, cuando ves su obra, admiras. Te preguntas, ¿qué le podría pasar por la cabeza a un Da Vinci?… Todo ese desarrollo multicultural. O, por qué no, a un Rafa Nadal que como deportista y por sus valores me encanta. Gente que te pueda llenar y digas “me llevo algo”.

¿Has probado un coche eléctrico alguna vez?

Sí. Lo primero que me sorprendió fue el silencio. Tiene aún que mejorar, pero creo que, además, te hace conducir de una forma diferente. Más tranquilo…

Cuando coges el coche por las mañanas, enciendes la radio y escuchas…

Música

¿Y qué música pondrías ahora?

La música cañera. Desde Guns‘n Roses, Metallica, música House, Pop… me gusta mucho la música.

LAS CINCO DE MIGUEL

  • Un idioma que le gustaría aprender: Chino
  • Un color que le guste vestir: Azul
  • Un restaurante que frecuente: Norte y Sur
  • Una ciudad a la que siempre vuelve: Sevilla. Y que me gustaría volver, Nueva York
  • Un deporte que le haga sudar: Tenis