“Time to startup”

198

Nuria Martínez, Directora Creativa Ejecutiva D6, muestra en exclusiva su visión sobre el panorama actual del sector publicitario referente al especial `Anuario´ que La Publicidad lanzó en febrero de este año.

El final de esta segunda década de milenio se está poniendo interesante. Por fin estamos comprobando cómo los grandes avances de la primera década (que han sido sobre todo tecnológicos) están transformándose en estos últimos años en grandes avances sociales y económicos.

El más importante, en mi opinión, es el empoderamiento del individuo frente a la masa, de las minorías frente a las mayorías, del débil frente al fuerte. Ese altavoz que hemos ganado cada uno de nosotros.

Se ha hablado mucho ya de cómo ha afectado esto a la relación de las marcas con sus consumidores, pero se ha hablado menos de cómo va a afectar a la relación de las agencias con los consumidores, a través del trabajo que realizan para las marcas.

Creo que las agencias hemos dado el primer paso, el de no contar a todo el mundo lo mismo, el de no imponer nuestros mensajes y escuchar un poco más al que está al otro lado. Pero también creo que es el momento de dar un paso más y de que emprendamos en el negocio publicitario con una perspectiva más innovadora y revolucionaria para ponernos al nivel de la sociedad.

Por ejemplo, siendo más honestos con nosotros mismos, pensando menos en el negocio propio y más en el ajeno, el de nuestros clientes. Eso puede significar a veces elegir una estrategia microsegmentada, con una mecánica compleja, pero mucho más eficaz a largo plazo para los clientes de nuestros clientes, en lugar de una estrategia y un concepto rápidos de entender en un videocase que harán famosos a la agencia y a su cliente, pero que probablemente no ayudarán a la marca a vender un euro más.

“Las agencias hemos dado el paso de no imponer nuestros mensajes y escuchar un poco más al que está al otro lado”

También pensando en cómo mejorar a medio-largo plazo la vida de los clientes de las marcas para las que trabajamos, una tendencia que cada vez va a tomar más peso, y que deberíamos incorporar desde ya a nuestras estrategias: los clientes cada vez más exigen a las marcas que sean socialmente responsables y que mejoren el mundo en el que viven, y las agencias debemos trabajar en crear esos proyectos que van más allá de una campaña, y que implican innovación, un equipo multidisciplinar y trabajar a medio-largo plazo.

Y esto nos lleva al último gran cambio: el de la estructura y la forma de trabajar. Cada vez las agencias debemos ser más startups y contar solo con el valor que nos hace únicas y nos diferencia a las unas de las otras. El justo, con un equipo más multidisciplinar, estructuras más horizontales y mayor número de colaboradores externos y puntuales para ser más eficaces para las marcas que trabajamos.

Este fin de década se presenta muy, muy interesante. Ojalá seamos capaces de aprovecharlo.