‘Telefónica: ¿Cómo que “mejor conectados”?’

Rafa Pola, Publicista y Periodista, nos trae una artículo de opinión en el cual analiza el último claim de Telefónica ‘Mejor Conectados’. ¡No te lo pierdas!.

“Telefónica es, sin ninguna duda, uno de los más grandes y más importantes grupos que operan en la industria mundial de las telecomunicaciones; pero a mí es incapaz de darme buen servicio. Por ello no puedo estar de acuerdo con lo que dice la compañía en su última campaña publicitaria, ni con lo que se lee en su web.

Telefónica, bajo el concepto de “Mejor conectados”, presume en su última acción de comunicación de mantener en perfecto estado las redes en nuestro país para que en, ningún momento, sus clientes estemos desconectados…  Pues bien, a mi me mantienen “desconectado” desde hace ya dos semanas.

Telefónica, en su web , dice entre otras muchas cosas:

  1. “Ser una compañía sensible a los nuevos retos que exige la sociedad actual. Por eso ofrecemos los medios para facilitar la comunicación entre las personas, proporcionándoles la tecnología más segura y de vanguardia, para que vivan mejor y consigan lo que se propongan”.
  2. Invertir 40 millones de euros al día para mejorar nuestra capacidad y cobertura de red, con el fin de conectar la vida de más de 350 millones de clientes en todo el mundo; desplegando para ello más de 1.500.000 km de fibra”.
  3. “Trabajar de manera honesta, sencilla y comprometida, ofreciendo una conexión segura y de calidad”. 

Siento decir que mi experiencia personal dista mucho de coincidir con lo que cuenta, o de lo que presume, la empresa española. 

Telefónica, la compañía que hoy día dice ser capaz de poner la fibra óptica, el big data, la inteligencia artificial, el internet de las cosas, el 5G, las plataformas digitales, los drones comunicados…, al servicio de las empresas, las personas y la sociedad; Telefónica, la misma empresa que dice tener una de las redes mas modernas y seguras y uno de los centros de innovación más avanzados que existen en su sector; a mi, y a mi empresa, nos han dejado incomunicados–sin línea fija, sin internet, sin televisión…– desde hace ya más de dos semanas. Y no es que yo viva en una pedanía perdida e inaccesible de la Asturias o el León más remoto y profundo, ¡no, no…!; yo vivo en Madrid ciudad, y, además, la compañía me considera cliente priority porque, aparte de llevar con ellos toda la vida, debo de estar pagando una de las tarifas más altas. Sorprendente, ¿verdad?  ¿Qué cómo es posible? Pues aquí viene lo curioso e increíble. Es verdad que Filomena ha producido muchos e importantes destrozos en todo Madrid, y también donde yo vivo– Parque Conde de Orgaz–; pero eso no hubiera supuesto ningún problema si algo tan tecnológicamente avanzado como es la fibra óptica–a través de la cual viajan a velocidad nunca vista, imágenes, voces y datos–, Telefónica la hubiese instalado en la zona soterrándola en lugar de hacerlo, paradójica y surrealistamente, de la misma forma en la que lo hacía hace 100 años, tendiendo el cableado sobre los mismos anacrónicos postes de madera de siempre. 

Conclusión: el temporal y los fuertes vientos habidos en mitad de Enero han derribado arboles que, a su vez, se han llevado por delante  tendidos y algún que otro poste endeble, dejando sin servicio a muchos vecinos del barrio. Tengo que decir también que, con independencia de la gran nevada, el decimonónico y tercermundista tendido de fibra óptica de Telefónica, a lo largo del año, produce en la zona multitud de averías o interrupciones del servicio que no solo me afectan a mi sino también a buena parte de los residentes en el Parque. Cuando no es un camión de la basura que se lleva por delante el tendido, es el propio tendido o los postes los que se vienen abajo.   

Comentario aparte merece el servicio de atención a clientes de la compañía. Hablando de mi caso concreto tengo que decir que después de una primera conversación telefónica mantenida con el servicio  técnico, en la que se me informó de que había una avería– gran revelación para alguien que está llamando precisamente por eso…–, después, durante semanas, únicamente he podido hablar con un sistema automático de respuestas que, invariablemente, me decía lo mismo: “Tenemos una avería registrada con el número…., nuestros técnicos están trabajando para restablecer el servicio lo antes posible”; y así días y días, y cuando, por fin, consigo hablar con algún agente priority, su respuesta, básicamente, es siempre la misma: “Pasamos aviso y reiteramos la avería. No podemos hacer nada más” 

Lo único que he conseguido hasta ahora es una especie de calificación cum laude de mi avería; dado que internamente parece que la han elevado a la categoría de “ sangrante”, y aquí Telefónica si que ha acertado, pues el término define y describe a la perfección la situación, ya que resulta verdaderamente sangrante que la gran compañía de telecomunicaciones sea incapaz, después de 15 días, de ponerle solución a una avería.

Estos son los motivos, supongo que entendibles y razonables, por los cuales únicamente puedo estar de acuerdo con el concepto “Mejor conectados” de Telefónica, siempre que sea un deseo o voluntad de intentar hacer las cosas mejor que hasta ahora; y no una afirmación triunfalista de supuestos e inciertos logros de la compañía”.

 
Última hora: Como todo es susceptible de empeorar–sobre todo si se trata de Teléfonica–, después de haber escrito el artículo; el camión de la basura–como es usual en la zona–, se ha llevado por delante el deficiente tendido de fibra óptica de la compañía, derribando uno de los viejos postes de madera que, en este caso y para más “ inri”, ha caído junto a mi casa, dañado, además, mi coche. Si no fuese porque es algo indignante e inadmisible, esta sería una curiosa y entretenida historia surrealista. Obviamente, sigo sin servicio y va para 20 días. ¿Mejor comunicados? Ja!!”.

- Contenido relacionado -