#Survivors19, un proyecto que denuncia la consideración de la edad como un criterio para determinar el acceso a la atención hospitalaria

El debate ético entorno a las decisiones médicas en situaciones límites se ha mantenido hasta ahora dentro de un marco esencialmente sanitario y político. Pero la magnitud de este debate, que implica la vida de millones de seres humanos, no puede limitarse a estos dos ámbitos. 

Este es la premisa sobre la que nace Survivors19, un proyecto independiente liderado por un colectivo de artistas y creativos, que busca dar voz a las grandes víctimas de esta crisis sanitaria, nuestros mayores, y generar debate social y análisis crítico sobre las decisiones al respecto que se han tomado, y se siguen tomando, durante esta crisis sanitaria, en los distintos lugares del mundo.

Giuseppe Villani, un empresario de Módena de 76 años, Jorge Mijangos, un ingeniero jubilado madrileño de 80 años, Young Joo Hwang, jubilada de 97 de Cheongdo en Corea del Sur, Dulce Ferris, voluntaria en grupos de asistencia sanitaria de 87 años de Pouso Alegrey William “Bill” Kelly, bombero retirado y veterano de la Segunda Guerra Mundial de 95 años y residente en Yamhill County Oregon; son los protagonistas de este proyecto. 

A través de ellos y sus historias de supervivencia, se articula un proyecto de reivindicación a favor del derecho a la salud y la vida del denominado en esta crisis como “el colectivo más vulnerable”, las personas mayores de 70 años, entre las cuales se sitúan un 88% de las más de 264.000 víctimas por coronavirus que se contabilizan oficialmente a día de hoy en el mundo, según datos de China CDC e Instituto Superiore de Sanitá. 

Una reivindicación apolítica y aconfesional que toma como base la declaración universal de los derechos humanos, y que se une a las voces críticas con la gestión llevada a cabo, como la de Kornfeld-Matte, experta independiente de la ONU para los derechos de los mayores,  que  en un comunicado suscrito por medio centenar de otros observadores de Naciones Unidas criticó que en países con sistemas sanitarios saturados debido a la alta incidencia de contagios se estén adaptando procedimientos de triaje a la hora de elegir quién es tratado en una unidad de cuidados intensivos y escogiendo con frecuencia a las personas más jóvenes.


Un proyecto artístico creado para abrir el debate social

Más de 30 personas individuales y empresas del ámbito creativo y de la comunicación nos unimos para convertir este proyecto en realidad movidos por la necesidad moral de ayudar con lo que sabemos hacer: comunicar” comenta Eva Santos, creativa y parte del colectivo que ha desarrollado la iniciativa. “Hace semanas decidimos que esa historia merecía ser contada, y que ahora era el momento de hacerlo, no en unos meses, ya que tal vez hoy, aún estemos a tiempo de generar un debate global que ayude a salvar vidas”, explica Santos.

El trabajo de investigación, para dar con estas historias reales en distintos lugares del mundo, se desarrolló gracias a la colaboración de medios y profesionales de la comunicación y respetando la legislación en términos de confinamiento vigente en esos países.

“En este trabajo de búsqueda hemos dado con historias impresionantes, algunas de ellas te llenan de esperanza y otras de dolor, pero, sobre todo, lo que hemos detectado es la enorme necesidad que tiene este colectivo de ser escuchado y de sentir que no está solo en esta situación” comenta Mauricio Rocha creativo y miembro del colectivo.

El manifiesto del proyecto se completa con una web www.survivors19.org, cuyo objetivo es recoger firmas de soporte a la reivindicación de un acceso sanitario igualitario basado en el principio de la dignidad intrínseca que recoge la Declaración Universal de los Derechos Humanos. “El objetivo detrás de esta recogida de firmas es hacer una consulta sobre el sentimiento de la sociedad, en los distintos países del mundo, al respecto de este tema. Si el apoyo a la denuncia resulta masivo será una prueba tangible de que esta cuestión merece ser elevada a las órganos e instancias competentes”, comenta Santos.

El debate deontológico sobre las decisiones médicas en situaciones límite como la actual es complejo y multifactorial. Con esta iniciativa, se pretende que el debate no se centre únicamente en las medidas adoptadas en el estado de emergencia, si no en la importancia de analizar cómo hemos llegado a que se tengan que tomar estas medidas, en cómo evitar que esto vuelva a pasar y en la gran importancia de no convertir lo excepcional en regla.

Este proyecto está dedicado a todas las víctimas del Covid-19 y sus familiares.

- Contenido relacionado -