Ser pequeño sabe mejor

Cuando eres pequeño y quieres jugar en el patio de los mayores, tienes dos opciones; Tratar de disimular tu tamaño; o reconocerlo desde el principio. “Los demás sois más grandes, sí, ¿qué pasa?”.

Ambar tenía claro que su opción era la segunda. Es una cervecera local, muy grande en Aragón, donde es líder del mercado, fuerte en zonas colindantes, pero menos conocida y consumida en el resto del país. En definitiva, comparada con las marcas que compiten en el mercado nacional, es una cerveza pequeña.

Pero esto, lejos de ser un problema, es una oportunidad, porque este es el momento de los pequeños; la gente cada vez cuestiona más la globalización, resurge el comercio de barrio y los mercados, los pequeños bares, restaurantes y cafeterías, pequeñas marcas de todo tipo aparecen cada día desafiando a los grandes. Y es que cuando te haces grande, pierdes muchas de las cosas que te hacían diferente: tienes menos libertad, más filtros para tomar cada decisión, te vuelves menos ágil y tu agenda se llena de ocupaciones que te quitan tiempo para ocuparte de lo que realmente importa: la calidad de tu producto.

Por eso, el nuevo posicionamiento de Ambar tiene que ver con todas las posibilidades que te da el ser pequeño. Y para contarlo, han creado una campaña que nace de un concepto que recoge toda la filosofía del mensaje: “Ser pequeño sabe mejor”. La agencia Pingüino Torreblanca ha sido la encargada de desarrollar la idea en la cual han contado con un equipo mixto de producción/postproducción, mezclando material rodado con recursos como el collage o la animación.

- Contenido relacionado -