BBK ha lanzado hoy “Ser mayor nunca fue tan importante” una campaña publicitaria que tiene como eje central seguir animando en el cuidado de las personas mayores en tiempos del COVID-19. El proyecto está enmarcado dentro de la estrategia de la compañía que tiene como objetivo velar por las necesidades de los más mayores.

A través de esta iniciativa, BBK quiere mostrar su compromiso con la lucha contra el coronavirus y propone hacerle frente aprendiendo de las acciones que la sociedad suele identificar como propias de las personas mayores, con el fin de poder seguir cuidando de quien nos cuidó primero, una vez terminada esta situación.

En este sentido, la fundación hace referencia a algunos de los hábitos y comportamientos, que se han asentado en la sociedad con motivo del confinamiento y la cuarentena, como no salir de casa, tener tiempo para aburrirse, ver la vida desde la ventana, contar historias interminables, emocionarse por cualquier cosa, disfrutar de las pequeñas cosas, etc.

En palabras de Julio Alonso Caballero, Director Creativo de la campaña, “Pensando en la campaña nos dimos cuenta de que nuestros hábitos se han convertido en todo lo que suelen hacer nuestros mayores: Estar en casa, mirar por la ventana, hablar con los vecinos…En estos días de confinamiento, estas acciones son -más que nunca- sinónimo de responsabilidad, de respeto, de cariño y de cuidado hacia todos los demás y, en especial, hacia ellos”.

BBK y el compromiso con los mayores

Para BBK, las personas mayores han sido uno de los pilares principales de su obra social. Muestra de ello fue la reciente campaña Invisible Soledad, lanzada a finales de año, en la que concienciaba sobre la problemática de la soledad no deseada o los proyectos sociales y educativos dirigidos a personas mayores de 55 años. Cada una de estas iniciativas tienen el objetivo de favorecer el desarrollo de conocimientos y ganar experiencias vitales en un segmento concreto de la población de Bizkaia.

Por ello, en este momento en el que este colectivo necesita ayuda más que nunca, la fundación donará 100.000 euros a entidades vizcaínas que trabajan en el ámbito del acompañamiento y cuidado de las personas mayores para seguir velando por ellos. Además, quiere hacer partícipe a la población de la causa e invita a que suban a sus redes sociales un mensaje de ánimo para las personas mayores junto al hashtag #PorNuestrosMayores. De este modo, por cada mensaje subido mientras dure el estado de alarma, BBK donará 10€ adicionales a la causa. Además, estos mensajes serán compartidos con las personas mayores que participan en proyectos sociales desarrollados por BBK. Para conocer más información al respecto vista: https://www.bbk.eus/

BBK y la lucha contra el COVID-19

Desde el comienzo de la crisis por el COVID-19, consciente de la gravedad de la situación provocada por la enfermedad infecciosa, BBK está llevando a cabo distintas actividades con el ánimo de contribuir a la solución de la misma. Entre ellas destacan las siguientes:

  • A través del proyecto BBK Family, se están facilitando a las familias contenido útil para que aprovechen el tiempo en casa y reduzcan la carga de estrés que genera este confinamiento.  En dicha plataforma, las familias pueden encontrar desde artículos, recomendaciones y consejos de personas expertas en psicología y pedagogía, hasta juegos, manualidades y videos para compartir en familia.
  • La fundación ha cedido temporalmente al servicio de salud vasco, Osakidetza, las instalaciones del centro de Urdaibai con el propósito de que, si lo ven necesario, lo destinen a la atención de las personas enfermas o al descanso del personal sanitario.
  • BBK Azoka, un canal de venta online que permite al consumidor comprar productos agrícolas de primera calidad directamente a los agricultores y ganaderos vizcaínos sin intermediarios y sin necesidad de desplazarse a ningún sitio, está realizando en los últimos días un esfuerzo extra para ampliar el listado de baserritarras y de productos a través de su plataforma bbkazoka.eus. De este modo, por un lado, se ayuda a los baserritarras a dar salida a sus productos y, por el otro, se facilita a las familias la compra sin tener que salir de casa.
  • Con la colaboración de una firma creativa se han elaborado 11.000 batas lavables y reutilizables que se han enviado a Osakidetza.