‘Septiembre’

Desde La Publicidad hemos lanzado este mes septiembre el “Especial Agencias 2020”, donde diferentes profesionales del sector ofrecen su particular punto de vista sobre el panorama actual de las agencias. Hoy os traemos el artículo de opinión de José Arribas, director ejecutivo de Parnaso Comunicación. ¡No te lo pierdas!

“Desde niño septiembre ha sido mi mes preferido y así continúa siendo. El inicio de un nuevo curso siempre provocó y aún provoca en mí excitación. Tener lapiceros nuevos con los que poder dar rienda suelta a mis ideas en cuadernos inmaculadamente blancos es algo mágico que todavía a día de hoy me sigue cautivando.

Septiembre no es tiempo para meditar, especular o hacer estiramientos… a septiembre hay que llegar en plena forma ya que es tiempo de acción. Es el inicio del cuatrimestre más bestia para la industria publicitaria, donde todo ocurre, donde se toman las decisiones importantes.

El estío es magnífico para recapacitar y hoy lo hago sobre la situación del sector publicitario. Ejercicio que inevitablemente conduce al universo del esperpento: estilo teatral nacido a principios del siglo XX de la mano de Valle-Inclán en el bar madrileño “callejón del gato”, cuya enseña era su fachada, donde se hallaban unos espejos cóncavos y otros convexos que deformaban la figura de quienes frente a ellos pasaban.

La deformación de la realidad bien podía ser divertida, como de hecho lo era para los transeúntes, pero podía convertirse en algo más: en un espejo social, en una crítica, en una deformación de la realidad grotesca y exagerada.

“La publicidad ha de ser responsable siempre, ha de transmitir verdad, identidad y valores

Una de las reflexiones más importantes que plantea la creación esperpéntica es si se trata de una imagen deformada de la realidad o si se trata de la imagen fiel de una realidad deforme.

En estos tiempos de pandemia que vivimos, asistimos a la floración descontrolada de anuncios con gran carga social sin identidad. Publicidad que por su esterilidad creativa y heterogeneidad conceptual no alcanzan relevancia.

La publicidad social, la conceptualización de ideas que transmitan responsabilidad corporativa va más allá de una sucesión de planos cuidados, de coreografías con causa donde destacar la naturaleza y la diversidad. La publicidad ha de ser responsable siempre, ha de transmitir verdad, identidad y valores.  Aprovechar el miedo y la incertidumbre para impostar conductas con mensajes fáciles y apelar al buenismo es un atajo corto.

George Orwell, escribió “lo importante no es mantenerse vivo sino mantenerse humano”. Siempre he pensado que lo importante en la vida no es triunfar, sino esforzarse por ser alguien. Ser alguien implica sacrificio, compañerismo, trabajar cinco minutos más que el que más trabaja, honradez, equilibrio y humildad. Querer ser alguien, significa tener una meta, tener un destino y el nuestro es seguir haciendo publicidad que ayude www.queremossersuvoz.org”.