Seis consejos para gestionar de forma avanzada los datos en marketing

Los datos se han convertido en uno de bienes más importantes para las empresas ya que esta información les permite planificar sus estrategias comerciales y de marketing. Sin embargo, para que los datos sean útiles las empresas deben disponer de un sistema avanzado de tratamiento de datos, que no todas tienen.

En este sentido, desde la agencia Ebolution, expertos en diseño, construcción y optimización de canales digitales B2B y B2C, explican que “aunque tener una gran cantidad de datos permite una mayor diversidad de información, ésta no va a ser siempre útil, por lo que lo más importante no es la cantidad de datos que obtengamos sino la calidad de éstos y su precisión”.

Desde la agencia señalan, además, que los principales errores que cometen las empresas a la hora de recolectar datos son: gastar demasiado en sistemas de recopilación y almacenamiento que no se aprovechan hacia los objetivos comerciales, falta de enlaces entre la información almacenada y otras bases de datos del sector, usar sistemas CRM (Customer Relationship Management) obsoletos, priorizar resultados a corto plazo en detrimento de la valoración del cliente a largo plazo, centrarse en la medición de campañas en vez de en el conocimiento de sus clientes e iniciar todas las campañas de marketing desde cero sin tener en cuenta los datos obtenidos previamente, lo que lleva a que no se exploten los beneficios del marketing online.

Para evitar todo esto y lograr un uso de los datos más eficiente que permita gestionar la información de forma avanzada en marketing, Ebolution, aconseja a las empresas:

Corregir. Las empresas deben analizar los datos que recogen y, una vez hecho esto, modificar esta recopilación y almacenamiento de información con el objetivo de corregir los errores que haya en ellos para desarrollar una estrategia completa de aprovechamiento.

Rentabilizar. Las empresas deben desarrollar un proceso de análisis y aprovechamiento de datos que les permita obtener, de esa información, un conocimiento accionable que sea positivo para el negocio.

Activar. La información que se obtiene de los datos debe aplicarse de tal manera que sirva para tomar decisiones activas de valor empresarial. Y, estas decisiones, deben poder ser automatizadas, para facilitar su ejecución.

Base de datos del cliente. Cuando las empresas obtienen el ciclo de vida del cliente y cómo es su experiencia de usuario, pueden desarrollar acciones de marketing que evolucionen al mismo tiempo que sus consumidores. Así, los datos se convierten en un valor activo útil para las acciones de marketing pues muestran un mapa completo de cómo es el negocio, facilitando la creación de una hoja de ruta que marque los objetivos que se desean conseguir.

Customer centric. Si queremos mejorar el tratamiento de los datos es fundamental situar al cliente tipo en el centro de la estrategia. Algo que, hasta ahora, no suele tenerse en cuenta en el plan de marketing de las empresas. Así, desarrollar una cultura de interés por el cliente en la estrategia comercial de los negocios permitirá encauzar los objetivos y mejorar las ventas. 

Elevar el nivel de los datos. Tal y como se ha comentado anteriormente, es clave que las empresas sepan diferenciar los datos útiles de los que no lo son, ya que solo así podrán tener éxito en sus campañas de marketing. Por tanto, es necesario que las empresas desechen los datos inservibles, incluyendo en este caso aquellos que no han sido corregidos, que estén duplicados o cuya información esté viciada. Solo con este cribado podrán tener la información correcta que les permitirá usar datos de calidad para mejorar la relación con el cliente.

- Contenido relacionado -