Se subasta por primera vez una obra de arte creada con inteligencia artificial

El auge de tecnologías disruptivas como la inteligencia artificial, y sus continuos avances, no está al margen de sectores como el del arte. Sotheby´s saca a subasta, por primera vez, una obra de arte generada por inteligencia artificial, dentro de la subasta de Arte Contemporáneo que tendrá lugar durante la mañana del próximo 6 de marzo en Londres. La pieza tiene un precio de salida de 30.000-40.000 libras esterlinas.

La obra de Mario Klingemann, titulada Memories of Passersby I”, es una instalación formada por un mueble de madera que contiene un ordenador dotado con inteligencia artificial y dos pantallas enmarcadas. En estas pantallas, se visualizan los retratos creados en tiempo real por la máquina; inquietantes rostros imaginarios de hombre y mujer. A diferencia de los trabajos con inteligencia artificial que se han exhibido o vendido anteriormente, esta obra no muestra un producto final comisariado por humanos; es la primera obra de inteligencia artificial completamente autónoma y sólo la segunda pieza de “arte IA” en ser vendida en subasta.

El desarrollo de la obra supone un gran avance a nivel tecnológico. El sinfín de imágenes que aparece en las pantallas no sigue una coreografía predefinida, es el resultado del análisis que realiza la inteligencia artificial en tiempo real: la máquina contiene todos los algoritmos necesarios para generar retratos nuevos siempre que esté funcionando, sin repeticiones.

Si bien los retratos han sido comparados anteriormente con obras de Francis Bacon, los pares de retratos han sido influenciados por obras de entre los siglos XVII y XIX, así como por la propia inclinación de Klingemann por los trabajos surrealistas de artistas como Max Ernst.