Se ha reportado un incremento del 55% en las compras online en España durante la cuarentena

Las ventas en eCommerce han despegado tras el confinamiento de la población debido a la epidemia del COVID-19. De hecho se ha reportado un incremento del 55% en las compras online durante la cuarentena, de acuerdo con los datos de una investigación realizada por Guillem Sanz (experto en negocios digitales, fundador de Bebitus) a través de una muestra de 100 eCommerce, en la que ha categorizado la demanda y excluido a los supermercados online en la categoría de alimentación.

Claro que no todas las categorías de productos han tenido un incremento durante esta alerta sanitaria. La caída de categorías como moda y calzado (-69%) o mascotas (-22%) se ha visto compensada por el crecimiento de las ventas en deportes (+135%) jardinería (+130%) y farmacia (+26%).

Tras el cierre de todos los comercios exceptuando los supermercados, tiendas de alimentación, farmacias y otros servicios esenciales, han convertido al eCommerce en la única forma de acceso a diversos artículos que se han convertido en indispensables para sobrellevar la cuarentena en casa.

La alimentación (+14% sin incluir supermercados) y farmacia (+26%) son obviamente dos de las categorías que más han incrementado sus ventas online durante la cuarentena, a las que también se añaden productos del hogar, como el mobiliario (+135%) y la jardinería (+130%).

Otra categoría que ha mostrado un incremento que vale la pena mencionar es el material escolar (+47%), ya que los padres de familia quieren que sus hijos puedan continuar con sus clases en casa.

Además, los deportes (+191%), categoría en la que destaca especialmente la demanda de los rodillos estáticos, un accesorio que permite hacer ejercicio en casa con una bicicleta convencional.

Del lado contrario, las categorías que han mostrado más pérdidas durante la cuarentena son moda y calzado (-69%), mientras sectores como las manualidades (-12%), o el vino (-8%) se recuperan tras mayores caídas iniciales, y poco a poco ven incrementados sus pedidos desde casa.

Además, la categoría mascotas (-22%) ha registrado caídas en los últimos días, sin embargo, estas se deben al reflejo de un mayor nivel de ventas producido justo antes de que se iniciara el confinamiento, momento en que muchos dueños de animales compraron pienso y accesorios.

De hecho, durante los días anteriores a la declaración de estado de alarma, la actividad del eCommerce mostró una tendencia a la baja. A partir del 15 de marzo fue cuando las ventas online se dispararon un 129%, al entrar en vigor el confinamiento.

A medida que los usuarios comprobaron que no existían problemas de abastecimiento, la actividad comenzó a descender hacia finales de semana.

“Estamos viviendo una situación similar a la que se produjo en Italia. Inicialmente, el consumo se retrae debido a la incertidumbre. Pero, a medida que pasan los días, los consumidores empiezan a adaptar sus hábitos de compra al eCommerce y crecen las ventas de todos los artículos relacionados con el hogar, deporte en casa, alimentación y bebidas, manualidades para los niños… Es una oportunidad para las tiendas online que sepan adaptarse”, explica Guillem Sanz, que asesora a eCommerce de diferentes sectores y a cadenas de retail que están dando el salto al mundo del comercio electrónico.

A pesar del crecimiento en ventas de algunas categorías, los eCommerce también tienen que afrontar diversas limitaciones debido a la situación actual: principalmente a la dilatación en los tiempos de entrega debido a la saturación de los centros logísticos y las redes de transporte.

Es por ello que se deben adoptar medidas que faciliten a los usuarios realizar las compras. Algunas medidas que las tiendas online han implementado incluyen:

  • Mayor inversión en marketing online para atraer usuarios.
  • Rebajas y descuentos especiales para promover las compras.
  • Gastos de envío gratis para compensar los plazos de entrega más largos, que afectan a la mayoría de los pedidos online.
- Contenido relacionado -