San Publicito también se adentra en el metaverso con la ayuda de Mi Querido Watson

La agencia independiente Mi Querido Watson se adentra en el metaverso para traernos a San Publicito como nunca antes lo habíamos visto. En formato NFT.

Un santo al que los publicitarios ya habían puesto nombre, cara y, sobre todo, mucha fe. Lo único que le faltaba era ascender a una dimensión superior, y pasar de ser un icono solo valorado por el sector a ser una imagen a la que todo el universo pueda poner un verdadero valor.

Con un naming muy adecuado, SaNFT Publicito se convierte en la primera pieza de arte en el metaverso de nuestro santo. Y no tanto por estar a la vanguardia, en la conversación o ese “hay que estar” que imponen las trends, sino más bien porque queríamos elevar a nuestro santo patrón a pieza artística de culto universal. 

Y en un mundo donde la publicidad tiene que ir siempre un paso por delante, nuestro santo no podía quedarse atrás.

Para esta pequeña campaña digital, Mi Querido Watson ha creado un picto de estilo collage artístico muy en línea con las tendencias visuales y gráficos de 2022. Una versión modernizada y enmarcable de un icono un poco más terrenal. Además, la agencia ha contado para llevar a cabo la idea con el equipo de Wardem, partner estratégico de tecnología de la compañía.
Desde hoy, SaNFT Publicito tiene un lugar en nuestros altares “metavérsicos” y en este enlace https://bit.ly/3qUIL6Y donde ya todos podremos pujar por él y venerarlo en cripto.

- Contenido relacionado -