Ruavieja nos pide paciencia para luego poder vernos más

A veces, los momentos más complicados son aquellos que nos hacen pensar en las cosas que realmente son importantes en nuestras vidas. La epidemia que nos ha golpeado en España y el confinamiento casero al que muchas personas se han visto obligadas es uno de esos momentos. Un tiempo para pensar, reflexionar y valorar las cosas que a veces pasan desapercibidas en nuestro día a día.

Por eso Ruavieja, consciente del valor de cuidar y mantener los vínculos, ha querido preguntar a un grupo de personas anónimas cómo están viviendo este confinamiento, cuáles son esas cosas que realmente están dándose cuenta que echan de menos, y qué es lo primero que desean hacer cuando por fin se vuelva a la normalidad. Y, así, emociona contemplar cómo las respuestas se dirigen todas en una misma dirección: las personas, los seres queridos, la gente. Porque, en estos momentos es cuando nos damos cuenta de que lo único que realmente importa es eso: nuestra gente.

“Echo mucho de menos las cosas más básicas…”, “…el ver las caras de la gente…”, “… me gustaría mucho abrazar a mis padres…”, “…dar un abrazo al que tengas al lado… aunque no lo conozcas…”. Todas estas son algunas de las reflexiones y comentarios que salen al paso en las conversaciones con estas personas.

Con este sencillo vídeo, Ruavieja, de la mano de la agencia creativa Leo Burnett, quiere volver a agradecer a las personas por mostrarnos una vez más el valor de los vínculos, las relaciones, la amistad… Pero también concienciar a través de una curiosa paradoja: y es que, ahora que tanto lo echamos de menos, hay que procurar verse menos, para, cuando se pueda, vernos más.