Rodilla y la Fundación Querer, unidos para concienciar sobre el Trastorno del Espectro del Lenguaje

Rodilla, cadena de restauración informal fundada en 1939, ha puesto en marcha una colaboración con la Fundación Querer, cuya misión es educar sobre el Trastorno del Espectro del Lenguaje y conseguir que las necesidades de los niños que lo sufren y de sus familias estén cubiertas.

Para marcar el inicio de esta andanza conjunta, Rodilla y la Fundación han celebrado una nueva edición de Rodilla Conversa en el restaurante de Callao, el primero que abrió Antonio Rodilla en 1939. Esta iniciativa engloba una serie de encuentros para crear conciencia social, en este caso sobre la situación de miles de familias en España que se encuentran con que sus hijos comienzan a tener problemas de lenguaje y comprensión, y no pueden actuar a tiempo por falta de información y de un diagnóstico precoz.

El evento ha contado con la presencia de Margarita Vargas, madrina de la Fundación Querer; de Pilar García de la Granja, periodista y presidenta de la Fundación y del doctor Pablo Lapunzina, responsable del CIBERER, Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Raras y Jefe de Grupo de Investigación del INGEMM del Hospital de la Paz.

“Para la Fundación Querer es un honor poder formar parte de esta oportunidad que nos da Rodilla en materia de concienciación social y de inclusión laboral. Rodilla cuenta con un establecimiento atendido por personas con discapacidad intelectual y son un ejemplo de confianza de las personas que tienen capacidades diferentes y de integración social. Además, es una alegría tener nuestros calcetines Waves Socks en todos su restaurantes”, apunta Pilar García de la Granja, periodista y presidenta de la Fundación Querer.

Waves Socks solidarios: edición limitada ‘Rodilla & Fundación Querer

Para esta ocasión, Rodilla y la Fundación Querer han creado, con  su marca de calcetines Waves Socks, una edición limitada de calcetines solidarios, porque los calcetines identifican y diferencian a las personas. Por ello, Waves Socks está creada por gente diferente, los propios chicos y chicas de la Fundación son los artistas. 

Por la compra de cualquier pack de sándwiches de Rodilla o de un roscón de Navidad, los clientes de la compañía podrán colaborar con la Fundación comprando el “calcetín Rodilla & Fundación Querer” con un pago adicional de 2,99€. En caso de que quisiesen colaborar con cualquier otra compra, podría hacerlo por 5,99€. Los beneficios obtenidos de esta acción se destinarán a la Fundación.

La responsabilidad social es una de las máximas de Rodilla desde su nacimiento, y el apoyo a colectivos desfavorecidos para ayudar a que nadie se quede atrás, una misión clave dentro de esta máxima.

María Carceller, CEO del Grupo Rodilla, señala: “Estamos muy ilusionados con el comienzo de esta andanza junto a la Fundación Querer. Rodilla existe gracias a sus clientes y a las comunidades en las que se integra, y queremos hacer lo que esté en nuestra mano para devolver lo recibido. Como marca, se nos concede un altavoz que nos esperamos poder utilizar siempre para educar y contribuir a reducir desigualdades y a que nadie se quede atrás”. 

- Contenido relacionado -