“Quiero ser alguien que mire atrás y sienta que ha aportado valor”

218

Continuamos 13 Selfies. Una  sección disección de 13 directores de marketing en su lado más humano. Conocemos sus cargos, pero ¿cuánto de ellos conocemos como personas? No hay maquillaje, no hay estilismo, ni pose, ni fecha concreta. Sólo realidad, piel y un poquito de verdad de aquellos que reconocemos pero conocemos poco. Puede que ésta sea la primera que leas y pienses ¿Por qué 13? Sencillamente seguimos empeñados en pensar que el 13 da suerte. Sea como sea, este número mágico seguro que no pasa desapercibido a nadie. Lo dicho: Muchas personas conocidas y mucho por conocer de cada una ellas. Sin más… ¡empezamos!

Jose María Prieto (prieto@smile-brand.com) dedica este  espacio a Paz Comesaña, directora de Marketing, Publicidad y Alianzas Estratégicas de EVO Banco. Es la 12 de 13…

Comenzamos. ¿Lo hacemos de “usted”?

Noooo. De “tú”, de “tú”, que en EVO nos tratamos todos de “tú”.

¡OK! Con más de 20 años trabajando en el sector financiero, dígame, mejor dicho, dime la verdad, ¿qué hay más importante que el dinero?

(Muy rápido) La felicidad y la salud. Y ahora que me está tocando pasar unos temas de salud, lo más importante es la salud. Es cierto que el dinero ayuda a ser feliz, eso sí, laboralmente puedes ganar mucho pero si no te diviertes con lo que estás haciendo, es muy triste…

Seguimos hablando de dinero. Un día pregunté que si tocaba la lotería, ¿qué harías mañana? Te hago la pregunta, si te tocan los 45 millones, ¿qué harías?

Como soy gallega, tengo que utilizar la palabra “depende” (risas). Yo creo que lo hemos pensado todos. En mi casa mi marido juega todas las semanas. Lo hemos hablado varias veces. Lo primero sería repartirlo con toda la familia (tengo una familia muy grande) y mis mejores amigos y me quedaría con la cantidad suficiente para no tener preocupaciones económicas. La pregunta que nos hicimos fue: “¿Dejaríamos de trabajar?” Pues mira, dejaría de tener un horario tan estresante como el que tengo. Pero yo trabajaría.

Eres gallega, aparte del acento, ¿qué pedacito de Galicia traerías a Madrid? 

Un poquito de Vigo y un poquito de Coruña. Tengo el corazón partido (risas). Nací en Vigo y viví 6 años maravillosos en Coruña, donde nació mi hija pequeña. El clima y la gente de Vigo y la ciudad de Coruña, eso me traería.

¿Y qué pedacito de Madrid llevarías a Galicia?

Las oportunidades tanto de ocio, como cultura y profesionales. Y, sobre todo,  la libertad. En Madrid te sientes libre. En Madrid vas por la calle y la gente no se fija en cómo vas vestida aunque vayas muuuuuy rara… (sonríe).

El mundo se está volviendo un poco loco con esto de tener inviernos de seis meses, ¿no crees? ¿Cuánto debería durar este verano?

Llevo 3 años viviendo en Madrid y me teníais engañada por completo. Yo creía que el verano empezaba en mayo y acababa en octubre. Y la verdad es que este tiempo me recuerda más a Galicia que a Madrid (risas).

Cuando seas mayor, ¿qué quieres ser?

(Piensa…) Quiero ser una persona que si mira para atrás pueda decir “he aportado valor”. A mis amigos les he dejado huella, a mis padres mientras he podido, a mi familia, a mis empresas… Querría ser una persona más rica de conocimientos, vivencias  y cultura.

Cuéntame algo que no sepa nadie, un secreto que deje de serlo hoy…

Secretos hay muchos (risas y piensa un rato). Pues mira, no me gusta tratar el tema físico pero mi secreto es que me gusta sentirme bien físicamente conmigo misma porque me da más fuerza en todo. Como mujer y como profesional. Cuando cumpla 50 me voy a autoregalar algo para sentirme más guapa (risas). Y ya estoy haciendo mi plan de ahorro para ese reto… 

Cuelo una de política, ahora que hay más mujeres en el gobierno que hombres. ¿Estamos cambiando, queremos cambiar o el cambio ya se ha hecho?

El cambio se está produciendo, aún no se ha producido. Cada vez conseguimos más que la mujer sea igual de valorada que el hombre pero sigue habiendo diferencias salariales, y de representatividad. Por eso, hay recorrido. No está terminado. Y eso que yo no tengo ninguna queja. Nunca me he sentido discriminada por ser mujer.

Un nombre con tanto significado y deseado por todo como paz, ¿marca a las personas?

A mi mucho. Soy muy de corazón, bastante empática, amiga de mis amigos y siempre predomina la paz interior. Me identifico mucho con mi nombre. Y eso que ha sido casualidad. Me querían poner Giovanna, pero en aquel entonces no tenías toda la libertad, y le dijeron a mi madre que tenía que llamarme Maria Juana, que Giovanna no podía ser. Mi padre tuvo que ir al registro y un compañero de mi padre le dijo “Pues mi hermana acaba de tener una niña, le han puesto María Paz y se lo han aceptado”. Y mi padre dijo: “Me gusta el nombre”. Como ves, una buena casualidad. Creo que estaba destinado para mi.

Está en el mejor momento de su vida para…

(Piensa…) Para dar un salto. Y en todos los aspectos. Me considero madura emocional y profesionalmente, para no tener miedo a tomar decisiones. Tengo un hijo ya a punto de iniciar su carrera, una niña criada, un marido estupendo… Me siento preparada.

Dime el consejo que les das a tus hijos…

Que la prioridad a la hora de tomar decisiones sea ser feliz y nunca hacer mal conscientemente a quien tienes al lado. Nunca hagas nada de lo que no te gustaría que te hiciesen a ti.

Si fueses tú quien está entrevistando, ¿a quién entrevistarías?

Profesionalmente a alguna directiva de referencia. Y, desde el punto de vista personal, pues a algún amigo o amiga cercano.

Tus dos mejores amigos se dedican a…

Chica y chico. Mi mejor amiga la conocí en el instituto y es la madrina de mi hijo. Ella tomó la decisión de ser ama de casa y ahora ha decidido volver al mundo laboral y se dedica a coordinar la comida en un hospital de Vigo. Y él es del sector financiero. Se dedica a la banca y me acompaña muy de cerca en mis pasos personales y profesionales.

¿Por qué crees que la gente necesita vacaciones de las vacaciones?

Porque nos vamos de vacaciones con tanta necesidad que las vivimos con el mismo ritmo frenético que el trabajo.

El sitio más lejos de España donde hayas sacado dinero de un cajero es…

Santo Domingo.

Nos metemos en la cocina, ¿qué preparamos?

Pocoooooo… Tengo la gran suerte de que hace 12 años que mi marido dio el gran paso de dejar aparcada su carrera profesional por dedicarse a mi y a su familia. Hoy es un gran cocinero. Delego todo (risas…) Dicho esto, puedo hacerte una buena Tortilla Española (más risas).

Un logro del que estés orgullosa…

Te digo dos. En el ámbito profesional, en un mundo de hombres como era el de la banca, haber ido haciéndome un hueco poco a poco. Consolidando mi carrera profesional sin saltos grandes y a base de resultados. Y tener la oportunidad de hacer todo lo que me deja hacer hoy en EVO, el Comité Ejecutivo.

Personalmente, después de 30 años con mi marido, seguir enamorada de él. Y creo que él también lo está de mi (risas).

¿Zapato plano o tacón?

Tacón siempre. Y eso que mido 1’78… A mi me obliga a caminar más derecha, a estar más estilizada… Me da seguridad.

Una canción con la que se te vayan los pies…

Cualquiera que sea latina… ¡Me e-n-c-a-n-t-a la música latina (risas…)!

Si no trabajases en España, ¿dónde te gustaría trabajar?

En un sitio donde el ritmo fuese menos acelerado del que tenemos en España y que hiciese buen clima. Por tanto, Sudamérica. Sí, Sudamérica.

Para acabar, ¿por qué EVO se llama EVO? 

Pues yo no estuve en el proceso de selección del naming. Hubo muchas propuestas de nombres y el nombre lo eligió el cliente. Implica evolución. Dábamos un paso importante en el servicio al cliente y fue el cliente quien lo eligió.

Pues hemos acabado…

Pues me ha encantado… (Risas).

Jose María Prieto (prieto@smile-brand.com) Empresario al que le apasionan sus 5 hijos, su mujer, su familia, sus amigos, sonreír, León, Andalucía, ver amanecer, un paseo con charla, hablar inglés, cocinar, escaparse, encontrarse, el flamenco, escribir, el número 13, descubrir lugares nuevos… y la agencia de publicidad en la que ha volcado toda la experiencia de más de 20 años trabajando en este sector: smilebrand™