¿Qué productos ya no se podrán anunciar?

El 23 % de todos los anuncios de televisión están relacionados con alimentos o bebidas. Entre ellos, la presencia de los productos que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que no deberían ser objeto de publicidad es cuatro veces mayor que la de productos permitidos.

Los datos son aún peores si solo se miran las franjas horarias dirigidas a audiencia infantil, con un 35 % más de alimentos poco recomendables, sobre todo, refrescos y otras bebidas azucaradas, chocolates y productos de confitería, cereales para el desayuno, pasteles y galletas. Por ello, el Ministerio de Consumo prevé poner fin a la publicidad de alimentos y bebidas no saludables dirigida expresamente a menores de 16 años. ¿Qué alimentos podrán anunciarse y cuáles no?.

Hay un grupo importante de productos que podrán publicitarse en horario infantil, siempre que cumplan con las siguientes características:

Aperitivos salados

Palomitas de maíz y otros a base de patata, maíz o trigo.

  • Sin azúcares añadidos.
  • Un máximo de 0,1 g de sal por cada 100 g.

Mantequilla y aceites

  • Menos de 20 g de grasas saturadas.
  • Menos de 1,3 g de sal/100 g.

Yogures y lácteos

Yogur, fermentados y cremas.

  • Menos de 2,5 g de grasas totales por 100 g.
  • Menos de 2,0 g de grasas saturadas por 100 g.
  • Menos de 10 g de azúcares totales por 100 g.
  • Menos de 0,2 g de sal/100 g.

Salsas y aderezos

Cremas para untar, aliño para ensalada, kétchup, mayonesa, mostazas y salsa de soja.

  • Menos de 10 g de grasas totales/100 g.
  • Sin azúcares añadidos.
  • Menos de 1 g de sal por 100 g.

Bebidas lácteas

Batidos de leche de vaca, bebidas de soja o similares.

  • Menos de 2,5 g de grasas totales/100 g.
  • Sin azúcares añadidos.
  • Sin edulcorantes.

Otras bebidas

Refrescos, aguas con sabores.

  • Sin azúcares añadidos.
  • Sin edulcorantes.

Pan

Pan de cualquier cereal, con o sin gluten, tostado, biscotes…

  • Menos de 10 g de grasas totales/100 g.
  • Menos de 10 g de azúcares por 100 g.
  • Menos de 1,2 g de sal/100 g.

Quesos

Quesos frescos (como mozzarella y ricota), semicurados y curados.

  • Menos de 20 g de grasas totales por 100 g.
  • Menos de 1,3 g de sal por 100 g.

Pasta fresca o seca, arroz y otros cereales

  • Menos de 10 g de grasas totales/100 g.
  • Menos de 10 g de azúcares totales/100 g.
  • Menos de 1,2 g de sal/100 g.

Cereales de desayuno

Corn flakes, muesli, preparados de avena, cereales chocolateados…

  • Con menos de 10 g de grasas totales por 100 g.
  • Menos de 15 g azúcares totales por 100 g.
  • Menos de 1,6 g de sal por 100 g.

Frutas, verduras y hortalizas procesadas

Fruta enlatada, mermeladas, fruta escarchada o en almíbar, patatas fritas congeladas…

  • Menos de 5 g de grasas totales/100 g.
  • Menos de 10 g de azúcares totales/100 g.
  • Sin azúcares añadidos.
  • Menos de 1 g de sal/100 g.

Precocinados

Pizzas, lasaña y otros platos de pasta con salsas, quiches, platos preparados, sándwiches de vending, pastas, sopas y guisos (envasados o enlatados).

  • Menos de 10 g de grasas totales/100 g.
  • Menos de 4 g de grasas saturadas/100 g.
  • Menos de 10 g de azúcares totales/100 g.
  • Menos de 1 g de sal/100 g.
  • Menos de 225 kcal/100 g.

Carnes y pescados procesados

Embutidos, salchichas, carnes y pescados enlatados, ahumados o en conserva.

  • Menos de 20 g de grasas totales/100 g.
  • Menos de 1,7g de sal/100 g.
- Contenido relacionado -