Primera clase de la Universidad Nebrija en el metaverso

La Universidad Nebrija está trabajando intensamente en la exploración de las posibilidades que el metaverso empieza a ofrecer a la educación superior. Están en marcha varios proyectos que aúnan tecnología puntera con las metodologías docentes adecuadas para extraer todo el partido al proceso de aprendizaje. La primera experiencia participada por alumnos tuvo lugar ayer: una clase desarrollada íntegramente en el metaverso, entendido como un espacio virtual tridimensional en el que los asistentes están presentes mediante un avatar y pueden interactuar entre sí y con el entorno.

Los alumnos del Máster online en Marketing y Publicidad digital han sido los primeros de la Universidad Nebrija en sumergirse de lleno en el metaverso. Su profesor, Raúl del Cuadro, se mostró ante ellos ayer en forma de avatar tridimensional para arrancar su asignatura de analítica web. Los alumnos también crearon para la ocasión un alter ego digital siguiendo sus preferencias. Juntos, en el aula virtual, pudieron compartir el contenido de la sesión, intervenir en la clase, moverse por ella y manifestar su aprobación o disconformidad con lo que se estaba diciendo. 

Nos asomamos al cambio de paradigma

Esta primera incursión en el metaverso se apoyó técnicamente en la plataforma Spatial.io, que proporciona opciones de personalización de entornos virtuales. El Vicerrectorado de Educación digital y Tecnología, impulsor de este proyecto, está estudiando distintas tecnologías y plataformas para detectar las que podrían ser más útiles para la enseñanza de un futuro cada vez más cercano. La vicerrectora, Cristina Villalonga, asegura que “en la Universidad Nebrija estamos permanentemente atentos a los cambios tecnológicos que pueden impactar en los procesos educativos. No queremos permanecer al margen de un potencial cambio de paradigma, por eso estamos investigando con humildad, pero también con determinación las opciones que el metaverso podría sumar a nuestro propósito irrenunciable: proporcionar la mejor educación posible a nuestros alumnos”.

El docente, Raúl del Cuadro, explicaba: “Ha sido una experiencia completamente diferente y enriquecedora. Como profesor ha sido interesante replicar la estructura de una clase presencial en un entorno virtual. En lugar de tener diferentes iconos de cámaras (las de los alumnos en remoto), tenía la visión de un aula con diferentes personas en forma de avatares atentos a la clase, levantando la mano e incluso recorriendo el espacio. Creo firmemente que hay que seguir explorando las posibilidades que el mundo digital nos ofrece para mejorar la experiencia educativa global, y más teniendo en cuenta que estos alumnos son de Marketing y Publicidad digital”.

Triana, alumna del Máster, comentaba: “A mí me gustó, la verdad. Da sensación de mayor inmersión y cercanía”. A su compañero Johan la experiencia le pareció “muy interactiva, en general muy agradable. Hay una percepción de estar en un aula de clase, resulta muy cómodo, puedes interactuar y con el avatar emular tu personaje. Es una buena propuesta”.

La clase inmersiva de ayer supone un paso modesto pero interesante en la experimentación en el metaverso con fines docentes. La Universidad Nebrija se suma así a otras empresas e instituciones que trabajan para dotar al metaverso de contenido y para extraer valor social de esta tecnología pujante.

- Contenido relacionado -