¿Por qué el comercio electrónico se nutre más que nunca de la inteligencia de datos del consumidor?

Localizar en segundos el mejor lugar para ubicar un nuevo negocio u oficina; hacer predicciones en tiempo real sobre las ventajas de estrategias comerciales más innovadoras; filtrar automáticamente millones de datos para detectar riesgos en las inversiones; identificar en segundos a los mejores proveedores y socios, adelantarse a las tendencias comerciales de la competencia…

Las Plataformas de Inteligencia del Consumidor se han convertido en la piedra angular de un negocio online impulsado por el coronavirus. Con la pandemia, la llamada analítica “inteligente” de datos se ha visto estimulada por un océano todavía más abundante de información fácilmente accesible en internet para su procesado y puesta en valor mediante plataformas tecnológicas cada vez más potentes. Pese al drama sanitario, el confinamiento ha disparado las interacciones digitales y el teletrabajo, y, con ello, el flujo de información en la red, especialmente en el ámbito del comercio digital, tras haberse incrementado sustancialmente las compras on line de unos usuarios con las necesidades de siempre o incluso mayores, aunque recluidos en casa.

“Infinitos nuevos indicadores sobre gustos, hábitos, deseos de los consumidores están ahora disponibles en internet por el auge comercial, accesibles para darles valor a la hora de garantizar las mejores experiencias de compra a los clientes”, según desvela un estudio con “las claves del Customer Intelligence Platforms (CIP) para el éxito del comercio digital”, recién publicado por la plataforma zeotap de Inteligencia del Cliente, dirigida a ofrecer a las marcas pleno conocimiento del consumidor cuyos ingresos aumentaron más del 400 % solo en 2019.

En opinión de Marc Ginjaume, director general para España y Latam de zeotap, la analítica “inteligente” de datos permite ya alcanzar niveles máximos de conocimiento del consumidor con algoritmos y mensajes publicitarios hiperpersonalizados que mejoran ilimitadamente su experiencia de compra según sus necesidades en cada momento. zeotap desglosa en el informe las ventajas de la inteligencia del consumidor para el marketing digital y las marcas, dado que permite lo siguiente:

  1. Analizar de forma muy rápida millones de datos (gasto medio del consumidor, su localización en tiempo real, tiempo de visualización de un producto, el histórico de sus interacciones, los abandonos del carrito de compra).
  2. Rastrear al usuario durante su navegación, optimizar las estrategias de compra y descubrir cómo actúa la competencia.
  3. Mejorar el enfoque en la interacción con el consumidor y la experiencia de consumo.
  4. Personalizar los mensajes hasta niveles máximos en función de las necesidades y peculiaridades del consumidor.
  5. Identificar puntos de mejora comercial al reconocer qué opina el mercado de nuestro negocio y cómo reaccionan los usuarios a las acciones implementadas.
  6. Ofrecer al cliente justo lo que desea incluso antes de que lo solicite y hacerle recomendaciones que aumenten la conversión.
  7. Predecir la demanda, vaticinar tendencias mucho antes que los competidores.
  8. Posicionar la marca en internet con acciones más eficientes, segmentadas y bien orientadas.
  9. Incentivar al cliente durante toda su navegación para estimular el proceso de compra junto a experiencias de consumo inolvidables.
  10. Dotar de mayor eficiencia a los procesos y mejorar los resultados con la atracción de nuevos clientes y oportunidades de negocio.

“Para ofrecer al usuario lo que realmente le satisface es imprescindible conocer sus peculiaridades, motivaciones, necesidades”, insiste Ginjaume. “Una gestión acertada de la inteligencia del consumidor garantiza las mejores recomendaciones al usuario de acuerdo a sus gustos y el envío de contenidos o anuncios basados en su perfil concreto, y además en sus canales preferidos”.

Artículo anterior‘La actitud, importa: DMEXCO 2020’
Artículo siguienteLas marcas apuestan por una vuelta rápida y decidida a su actividad en TV