PHD presenta a su inconformistas irreverente: Grosso Napoletano

¿Qué tienen en común la tradicional pizza napolitana original de Italia con nuestros Audio Challengers? Todo se resume en un arquetipo y una marca de pizzas única: Grosso Napoletano, el inconfundible Inconformista Irreverente. 

Este Audio Challenger es uno de los más importantes, ya que con él cierran esta edición de podcasts de PHD sobre el libro “Overthrow II: 10 estrategias de la nueva oleada de marcas retadoras”. En él, María Crespo, Directora de Marketing y Nuevo Negocio de PHD España, entrevista a Bruno González, Partner and Chief Opperating Manager en Grosso Napoletano. 

Grosso Napoletano se enmarca bajo el título del arquetipo de Inconformista Irreverente, es decir, de una marca que utiliza el ingenio y el sentido del humor en sus comunicaciones para acercarse a su público objetivo. Y es que, esta es precisamente su estrategia, utilizar este concepto de marca canalla no solo para construir su propio carácter de marca retadora, sino para además convertirlo en un estilo de vida, tanto de los miembros de la compañía como del público al que se dirigen. 

Grosso Napoletano nació hace 4 años gracias a una idea que surgió del gran sueño que compartían sus fundadores Hugo Rodríguez y Jorge Blas: democratizar la auténtica pizza napolitana. Hace poco más de un año, Bruno González trabajaba en L’Oreal como director de ventas y, a pesar de encantarle su trabajo, cuando los fundadores de Grosso Napoletano le propusieron ser socio del proyecto, motivado por el espíritu y el carácter de la marca, decidió embarcarse en esta aventura, con la ilusión crear una estrategia organizativa que permitiera un crecimiento sostenible de la empresa, y a su vez fortalecer el concepto y el modelo de la marca.  

Para Bruno, su gran reto es saber adaptarse a los tiempos y, a su vez, transmitir la combinación perfecta entre tradición e innovación, seguir expandiéndose como hasta ahora sin perder un ápice de la esencia de lo que es la tradicional pizza de Nápoles. ¿La gran ventaja de la marca? Sus equipos. Y su intención, cuidarlos y darles lo mejor, ya que, en palabras de Bruno, “estamos donde estamos, a pesar de las circunstancias, gracias a ellos.” 

Y es que, todos los integrantes de la marca la consideran mucho más que un conjunto de pizzerías, la ven como una marca de lifestyle, de la que ellos mismos han hecho una forma de vida. Una marca que quiere ver sus locales llenos de familias con niños, pero a su vez ser canallas, irreverentes, rebeldes como los napolitanos. 

Los tres puntos clave de la personalidad challenger de Grosso Napoletano son:

  • Su mentalidad retadora es considerarse más allá de un conjunto de pizzas, un estilo de vida con el que sentirse identificado, convertir Grosso Napoletano en una marca de lifestyle que atraiga a empleados y consumidores por el exquisito sabor tradicional de sus pizzas y por lo que representa la marca en sí misma. 
  • Su principal desafío se centra en adaptarse a los tiempos en los que nos encontramos. Vivimos un momento en el que, debido a la situación provocada por el Covid 19, la hostelería ha salido muy perjudicada. Aun así, Grosso Napoletano no ha dejado de crecer y continúa abriendo pizzerías. Su principal objetivo es continuar realizando un crecimiento sostenible y seguir haciendo la pizza tradicional de Nápoles sin cambiar ni un ápice de su tradición artesana.    
  • El consumidor se siente identificado con la forma de ser de la marca y atraído por el gusto tradicional de Italia. Está encantado de haber encontrado un sabor auténtico y su confianza en la marca viene dada debido a este sabor tradicional que te lleva a la misma Nápoles, pero también a una forma de ser excepcional de los integrantes que componen Grosso Napoletano. 

Para escuchar la entrevista completa accede al podcast a través de cualquiera de las siguientes plataformas de audio de PHD:

- Contenido relacionado -