PHD presenta a su democratizador: La escuela Superior de música Reina Sofía

Hay empresas que marcan la diferencia. Las hay que lo hacen por su manera de comunicarse, otras por la categoría de sus productos y otras, sencillamente, por su razón de ser, su revolución dentro de su propio sector y las consecuencias sociales que llevan implícitas. Es el caso de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, que supone un claro ejemplo de marca democratizadora. Y es que, el challenger democratizador es aquel que, tal y como indica su nombre, democratiza un servicio o producto, es decir, pone al servicio de muchos lo que tradicionalmente había sido asequible solo para unos pocos privilegiados.  

En este podcast de los Audio Challengers, dentro de la serie Challenger Brands in Challenging Times, Yago Hernández, Brand Lead de la oficina de Madrid de PHD España, entrevista a Julia Sánchez, Directora General de la Escuela Superior de Música Reina Sofía, donde lleva trabajando desde 2014 y donde nos confirma que ha alcanzado su objetivo profesional: trabajar en una compañía que tiene un impacto en la sociedad muy ligada a mejorar la vida de las personas.

La Escuela Superior de Música Reina Sofía nació oficialmente en el año 1991 con la firme idea de desarrollar el talento de los jóvenes músicos para que pudieran competir de manera internacional. Y lo hizo tomando como base dos misiones que para su fundadora eran clave. La primera: “apoyar el talento de los jóvenes músicos para que tengan carreras de éxito en el mundo profesional, independientemente de sus recursos, de una forma inclusiva e innovadora.” Y la segunda: “acercar la música a todos y hacerla accesible.”

La Escuela Superior de Música Reina Sofía beca al cien por cien de sus alumnos borrando, de esta manera, todas las desigualdades y dando las mismas oportunidades a todos sus alumnos. Porque, como bien dice Julia en este podcast, “el talento está igualmente distribuido, pero las oportunidades no”. La Escuela de Música Reina Sofía rompe esas barreras de entrada y ofrece las mismas posibilidades por igual a todas las personas con talento para ello.

Los tres puntos clave de la personalidad challenger de la Escuela Superior de Música Reina Sofía son:

  • Su mentalidad retadora se centra en profundizar en su misión de marca, en continuar ofreciendo una educación de máxima calidad para que todos sus estudiantes consigan empleo. Pero, además, persigue el reto de posicionarse como una escuela moderna y contemporánea, dirigida a los desafíos del hoy y del mañana en la industria de la música.
  • Su principal desafío es su propia sostenibilidad en el tiempo. Una sostenibilidad que además pone en valor la importancia de la música y de una escuela como esta en la sociedad, conseguir que la música no esté tan aislada y acercarla a la gente lo máximo posible. La Escuela Superior de Música Reina Sofía considera la música, al ser parte de la cultura, como un bien esencial y su perseverancia en ponerla en valor y hacerla mucho más útil y accesible es uno de sus mayores retos.    
  • El consumidor, en este caso el estudiante, tras pasar por esta escuela vive un importante cambio, no solo profesional, sino también personal. Y es que, la Escuela Superior de Música Reina Sofía tiene casi un 100% de empleabilidad. Pero, además, la capacidad transformadora que esta tiene en sus alumnos y que hace posible gracias a un factor de convivencia y cohesión social importantísimo, les permite afrontar la sociedad, expresar emociones y sobre todo crecer como personas.

Para escuchar la entrevista completa accede al podcast a través de cualquiera de las siguientes plataformas de audio de PHD:

- Contenido relacionado -