P&G se une a la lucha contra los plásticos

La compañía Procter & Gamble ha anunciado hoy sus planes de aumentar más del doble la cantidad de plástico reciclado presente en los envases de sus marcas de cuidado del hogar Fairy y Don Limpio para principios de 2020 en Europa.

Estas marcas incrementarán el uso de plástico reciclado hasta las 9000 toneladas de resina posconsumo y resina posindustrial, lo cual eliminará el plástico virgen de la cadena de suministro. Esto equivale a la cantidad de residuos generada por 6,5 millones de ciudadanos europeos cada día. En total, 300 millones de botellas de marcas europeas de cuidado del hogar de P&G se convertirán en plástico 100% o parcialmente reciclado cada año.

Este compromiso afecta a toda la producción europea y marca el camino para cumplir el objetivo general del plan «Ambición 2030» de P&G: reducir en un 50 % la cantidad de plástico virgen en todos los envases antes de 2030. La iniciativa de P&G por reducir su huella ecológica va más allá de la fabricación del envase; ya que ofrece productos de gran rendimiento que contienen una de las formas más sostenibles de limpiar el hogar.

El análisis de ciclo de vida (ACV) les brinda una visión holística de su impacto –desde el diseño del producto hasta el fin de su vida útil, pasando por el transporte y el uso por parte del consumidor– para garantizar la administración responsable de los recursos de principio a fin.
Los hallazgos del análisis de ciclo de vida (ACV) indican que la mejor ocasión de reducir la huella ecológica de los productos para el cuidado del hogar se presenta en la fase de uso del consumidor, cuando se suele utilizar una gran cantidad de agua en casa, a menudo a altas temperaturas.

Así pues, se han optimizado las fórmulas de dichos productos de P&G con el objetivo de que ofrezcan resultados excelentes a baja temperatura. Los consumidores normalmente lavan los platos con agua caliente: si se usa Fairy con agua más fría, se puede reducir la huella de carbono hasta un 50 %. Asimismo, Don Limpio está diseñado para ofrecer una limpieza excepcional a bajas temperaturas, de modo que los consumidores ahorran energía.

Gracias a estos productos se puede mejorar la sostenibilidad. Su elevado rendimiento permite ahorrar energía y agua. Teniendo productos más eficientes, los consumidores podrán minimizar los malos hábitos y reducir su huella ecológica.

Artículo anteriorTile elige de nuevo a LF Channel
Artículo siguienteAtresmedia lanza un spot por las víctimas de tráfico