Perros de hormigón abandonados en Barcelona

Neula se quedó atada en una farola de la calle y nadie volvió a buscarla. Samsó es cariñoso y está lleno de energía, pero ya lleva 2 años esperando en el Centre d’Acollida d’Animals de Companyia de Barcelona (CAACB) una familia que le adopte. Ambos han sido los modelos de la campaña GosSOS (Perros-SOS, en castellano), una acción de street marketing creada por Ogilvy Barcelona para el departamento de Bienestar Animal del Ajuntament de Barcelona, que quiere sensibilizar sobre la importancia de la adopción de animales de compañía y, al mismo tiempo, denuncia las altas cifras de pérdida y abandono de estos animales en las ciudades.

“La mayoría de los abandonos de perros se producen en lugares públicos y muchos de nosotros no somos conscientes de que ocurran. Pero ocurren, así que quisimos visibilizar en la calle la espera de ese perro al que dejan atado y nunca vuelven a buscar; una espera que petrifica el corazón de los perros y con la que podemos conectar emocionalmente. Así, concienciamos a la ciudadanía del problema y llamamos la atención sobre una posible solución: la adopción”, dice Gabriel García de Oro, director creativo ejecutivo de Ogilvy Barcelona.

Mediante un molde hecho por impresión 3D de Neula y otro de Samsó, ambos en situación de espera, se han realizado 20 estatuas de unos 70 cm de tamaño y 35 kg aproximadamente, que se han atado cerca de equipamientos municipales (bibliotecas, mercados, puntos verdes) de Barcelona. Cada estatua dispone de una placa con un código QR que lleva a quien lo escanee a la web de Benestar Animal: barcelona.cat/benestaranimal. Allí, se pueden leer más datos de la historia de Neula y Samsó y de otros animales que esperan ser adoptados, cifras de abandono y cómo pedir cita previa al CAACB para poder adquirir un animal de compañía.

La campaña GosSOS (#gossosenespera, #perrosenespera) distribuirá progresivamente 20 perros por Barcelona, concretamente 2 en cada distrito.