Pedro Dañobeitia es el nuevo Director General del Banco Mirabaud

El Banco Mirabaud anuncia el nombramiento de Pedro Dañobeitia Canales como director general de la entidad en España, cargo desde el que el reconocido experto será el máximo responsable del negocio de gestión de grandes  patrimonios del Grupo Mirabaud en nuestro país, liderando un equipo de 34 profesionales. 

Para Fernando Garro López-Chicheri, vicepresidente senior y responsable del mercado  español del Banco Mirabaud: “La llegada de Pedro Dañobeitia, uno de los profesionales  de mayor prestigio en el sector de la gestión patrimonial, es un aval para dar continuidad  al servicio exclusivo y totalmente personalizado que reciben nuestros clientes de banca  privada. Pedro es, sin duda, el perfil idóneo para liderar la nueva etapa de éxito,  captación y retención de talento del Banco Mirabaud en España, un país estratégico para el Grupo Mirabaud”.  

Pedro Dañobeitia, por su parte, afirma: “Es un honor entrar a formar parte de una de  las entidades más sólidas y con mayor trayectoria de la banca privada internacional. En  este momento de fuerte transformación del sector financiero global, Mirabaud dispone  de la plataforma y los recursos adecuados para garantizar el mayor nivel de excelencia  a sus clientes. Y lo hace sobre la base de un enfoque integral, de convicción,  personalizado y a medida del patrimonio y las necesidades de cada uno de ellos, una filosofía que comparto y defiendo”. 

Pedro Dañobeitia es un reconocido profesional del sector financiero con más de 33  años de experiencia en Asset Management y banca privada. Ha sido, durante 20 años, máximo responsable del negocio de gestión de activos (DWS Investments ) de Deutsche Bank para España, Portugal y Latinoamérica desde su lanzamiento en  España, trabajando en Madrid, Nueva York y Miami y llevándolo a los primeros puestos del ranking del sector. El banquero, que también ha formado parte de las filas de Chase Manhattan Bank,  Banco Europeo de Finanzas y Banesto, llegó en 2017 a Sabadell Urquijo, entidad en la  que lideró el área de banca privada hasta 2021 y formó parte del Consejo Asesor de  SUBP, presidente de la sociedad de inversión Invermay Sicav y miembro del Comité de  Producto de Banco Sabadell. Antes de incorporase a Banco Mirabaud, y desde junio de  2021, Pedro Dañobeitia ejerció como asesor sénior de inversiones de Miraltabank, entidad que preside Emilio Botín (antiguo Rentamarkets).

Desde enero de este año, y hasta el anuncio del fichaje de Pedro Dañobeitia, Mirabaud ha sumado cinco banqueros de primer nivel a su equipo de gestión  patrimonial en España: Joaquín Ruiz Olivares, Javier Nabal Estrada, Deodoro Guinea y  Pablo Temiño de Dios en las oficinas de Madrid y Helena Martínez Losada en la sede de Valencia. Un ambicioso plan de fichajes con el objetivo de consolidar y reforzar el equipo del banco, altamente especializado en gestión de grandes patrimonios. Fundado en Ginebra en 1819, y sin alejarse de los que siempre han sido sus cuatro  valores cardinales ─independencia, convicción, responsabilidad y pasión─, Mirabaud ha  ido creciendo hasta convertirse en un grupo internacional que ofrece a sus clientes  servicios financieros personalizados y asesoramiento en distintos ámbitos de actividad.  

El Grupo Mirabaud cuenta con aproximadamente 700 empleados en todo el mundo y  tiene desplegadas oficinas en 10 países. Con presencia en Madrid, Barcelona, Sevilla y Valencia, el grupo bancario y financiero internacional da un importante impulso a su  estrategia de desarrollo y contratación en el mercado español, en el que en 2022  celebró su 10º aniversario de actividad. El Banco Mirabaud enfoca su propuesta de servicios hacia la gestión activa y de  convicción, personalizada para cada cliente y con el horizonte puesto en el largo plazo.  Su visión global, basada en un análisis en profundidad de las necesidades de cada cliente,  le permite crear carteras a medida y ofrecer asesoramiento de inversión de alto valor añadido con un enfoque de family office.  

La entidad es una fiel defensora de la gestión basada en la independencia y contempla productos propios y de terceros, manteniendo controlado el nivel de riesgo a través de una inversión responsable y con un claro foco en criterios ESG. 

- PUBLICIDAD -