Orange y La Policía Nacional advierten sobre los peligros asociados al juego online en adolescentes

Durante la pandemia ha habido un crecimiento exponencial del juego y las apuestas online que también ha afectado a los adolescentes. Así, la Dirección General de Ordenación del Juego detectó un aumento del 57% de nuevos jugadores en las primeras semanas del confinamiento, sobre todo jóvenes, y eso a pesar de que los operadores del juego “online” exigen mayoría de edad. Hoy, según el Ministerio de Sanidad, el 10,3% de los jóvenes entre 14 y 18 años realiza apuestas en internet.Por ello, Orange y la Policía Nacional lanzan una campaña de concienciación sobre los perjuicios que el juego “online” puede causar en los adolescentes y sus familias.

En la presentación de esta campaña, han participado el director adjunto operativo de la Policía, José Ángel González; el comisario general de Seguridad Ciudadana, Juan Carlos Castro; la directora general de Regulación, Relaciones Institucionales, Comunicación Externa, Responsabilidad Social Corporativa y Fundación Orange España, Luz Usamentiaga; y el director general de la Unidad de Negocio Residencial de Orange España, Diego Martínez.

Las apuestas deportivas online se han convertido en el juego principal de los adolescentes, siendo sus ídolos deportivos la imagen de muchas de sus comunicaciones. Este hecho, unido a la capacidad adictiva del juego en internet debida a la sensación de riesgo provocada por el azar, su disponibilidad inmediata frente al juego presencial y al anonimato, está convirtiendo esta actividad en un serio problema en muchas familias. Hoy, según datos de la Fundación de Ayuda a la Drogadicción (FAD), los jóvenes representan el 50% de las personas que juegan “online”.

La nueva campaña de Orange y la Policía Nacional, que se enmarca en la iniciativa #PorUnUsoLovedelaTecnología, busca concienciar a los padres de los riesgos que supone el acceso a este tipo de actividad para sus hijos: adicción, aislamiento, ansiedad o agresividad son solo algunas de sus posibles consecuencias. 

Esta campaña de difusión y concienciación sobre esta problemática se articula en torno a dos vídeos: en uno de ellos, se muestra una situación de ficción, que podría ser real, en la que la adicción al juego “online” irrumpe en la relación entre un padre un hijo; mientras que, en la otra pieza audiovisual, una experta de la Unidad Central de Participación Ciudadana de la Policía Nacional, responde a distintas preguntas asociadas a este problema.  

- Contenido relacionado -