Orange elige a Iberdrola para proveer de energía verde 9.000 puntos de suministro de su red propia a largo plazo

Iberdrola y Orange han decidido aliarse en materia de sostenibilidad, con un acuerdo de compraventa de energía a largo plazo (PPA, Power Purchase Agreement).

El marco del acuerdo alcanzado entre ambas compañías establece que Iberdrola proveerá de energía verde a los 9.000 puntos de suministro de la red propia de Orange en España, por un período de 12 años.

El contrato va asociado a un activo renovable de nueva construcción, el proyecto fotovoltaico Ceclavín que evitará la emisión a la atmósfera de 110.000 toneladas de CO2 al año. 

“A través de los PPAs, se abren muchas oportunidades para el desarrollo de los proyectos renovables que están transformando el presente y el futuro energético en nuestro país. Estos contratos de compra venta de energía a largo plazo aportan estabilidad a las inversiones de la compañía y se han convertido, asimismo, en una herramienta óptima para la gestión del suministro eléctrico de grandes consumidores, comprometidos con un consumo limpio y sostenible. Además, estos acuerdos demuestran la competitividad de las renovables y su capacidad para suministrar energía a precios asequibles y estables, explica Ángeles Santamaría, CEO de Iberdrola España. 

“Este acuerdo con Iberdrola está en línea con nuestro compromiso por el cuidado del planeta y la sostenibilidad que se contemplan en el plan estratégico del Grupo Orange, Engage 2025, del que España, como segundo mercado, es parte fundamental. Además, refuerza nuestra estrategia como Grupo para alcanzar la neutralidad en emisiones de carbono en 2040, contribuyendo igualmente a aumentar la capacidad de energía renovable en España “, afirma Laurent Paillassot, CEO de Orange España. 

Junto a su impacto medioambiental, la construcción de este nuevo proyecto solar fotovoltaico contribuirá a la generación de empleo y a dinamizar el tejido industrial de la comunidad local. El proyecto se enmarca en la apuesta de la compañía por reforzar la inversión en generación de energía limpia en España, con la instalación de 3.000 nuevos MW hasta 2022.

Uno de los objetivos de Orange, alineado con los ODS, es reducir al 0% las emisiones de C02 procedentes de su actividad en 2040. La apuesta de Iberdrola por un modelo económico descarbonizado le ha llevado a comprometer inversiones de 10.000 millones de euros cada año en el mundo.

- Contenido relacionado -