Ogilvy y La Marató crean su cuarta campaña contra el cáncer

94

Ogilvy Barcelona ha colaborado un año más con La Marató de TV3 y Catalunya Ràdio, creando un spot de sensibilización, cuyo objetivo es difundir el conocimiento del cáncer y recaudar fondos para su investigación.

El telemaratón se emitirá en directo el próximo domingo 16 de diciembre, pero la semana pasada se estrenó el anuncio en televisión, basado en Hachikō, un perro japonés que se hizo famoso porque cada día acompañaba a su amo, un profesor de la Universidad de Tokio, de casa a la estación del tren de Shibuya y le esperaba a la vuelta. Cuando su amo falleció, él continuó fielmente con la rutina confiando en que regresaría durante 10 años, hasta su propia muerte. Una estatua en la estación de Shibuya recuerda esta historia.

El spot muestra un perro que espera, con lluvia, viento y nieve, de día y de noche. Pero de repente, el dueño aparece con la cabeza sin pelo, algo fácilmente asimilable al cáncer. El objetivo del anuncia es crear una metáfora, queriendo hacer ver que la espera y el tiempo no curan esta enfermedad, pero la investigación -reflejada en la aparición del amo-, sí. El mensaje es claro: “La investigació dona vida” (“La investigación da vida”).

La investigación es, junto con la solidaridad y la sensibilización, uno de los vértices de la comunicación de La Marató. Hemos querido incidir en él, porque esta es la cuarta edición que trata la enfermedad del cáncer, con lo que el dinero recaudado en las ediciones anteriores ya se ha hecho tangible y hemos podido ver los proyectos de investigación a los que se ha destinado, sus avances y el impacto positivo en la vida de los afectados”, comenta Camil Roca, director creativo ejecutivo de Ogilvy Barcelona.

El anuncio, que también se emitirá en cines, fue grabado en la estación de tren y en la plaza Central de Puigcerdà y ha sido dirigido por Igor Fioravanti. En él, actuaron tres animales de raza Akita, uno de Cataluña, uno de Galicia y otro de Málaga.

Roca explica “Hachikō era ante todo un perro leal, y de esos hay muchos en el mundo. Además, cuando un animal cierra conscientemente los ojos, sonríe o pone cara de pena, consigue una intensidad mayor que cualquier persona, así que quien desconozca la existencia de Hachikō también captará la emoción del anuncio y el mensaje de que el cáncer se puede curar con investigación”.

La espera del perro en el spotva acompañada de una balada de una de The Pretenders: I’ll stand by you. Judit Neddermann, intérprete catalana, versiona esta canción con el cuarteto de cuerda Quartet Brossa. Según cuenta Roca, “la letra encajaba a la perfección y con la producción de Marc Parrot hemos hecho una versión prácticamente ‘desnuda’, con un acompañamiento musical muy sutil y la voz de Judit, que te llega al alma”.

La campaña consta además de cuñas de radio en las que una voz cuenta hasta 7 segundos. A continuación, se oye el claim (“El temps no cura el cáncer. La investigació, sí”) y el cierre: “El 16 de desembre, La Marató de TV3 pel cáncer. Truca. La investigación dona vida” (“El 16 de diciembre, La Marató de TV3 por el cáncer. Llama. La investigación da vida”).

Para preparar la campaña, el equipo de Ogilvy Barcelona habló con médicos e investigadores. La gráfica de campaña refleja la reproducción de 12 imágenes del proceso de curación de una persona real que logró superar un cáncer de mama. La campaña quiere promover la solidaridad para conseguir donaciones de dinero destinados a la investigación contra el cáncer.  

Esta es la cuarta edición que Ogilvy y La Marató dedican al cáncer. La última que trató la enfermedad tuvo lugar en 2012 y fue la más exitosa de todas, ya que logró más de 12 millones de euros.