Ogilvy Upcelerator analiza la aplicación de la ‘digital life’ en la publicidad y el marketing

Desde inteligencia artificial desarrollada en los dispositivos móviles a cada vez más objetos físicos conectados a Internet a través del 5G y el IoT (Internet of Things). Jordi Urbea, director general de Ogilvy Barcelona, afirma que el futuro está en las tecnologías digitales aplicadas a nuestro día a día y, cómo no, a la publicidad y el marketing.

Diego Fernandez, director de Ogilvy Upcelerator, (la aceleradora de start-ups de Ogilvy Barcelona) detalla los avances tecnológicos previstos en 2018 y su aplicación en el ámbito publicitario. Fernández las engloba en cinco grandes conceptos: tecnologías cada vez más inteligentes para recopilar datos, comportamientos, movimientos y emociones de los usuarios; tecnologías más desarrolladas para conversar e interactuar con ellos; experiencias ‘inmersivas’; conexiones a internet más naturales, presentes incluso en objetos físicos (5G y auge del IoT); nuevas finanzas y diferentes métodos de pago digital. Todos estos conceptos, dice Fernández, “van encaminados a posibilitar experiencias de compra memorables, en parte gracias a una publicidad y un marketing tremendamente personalizado y ultrasegmentado, que tendrá en cuenta gustos, hábitos y emociones del consumidor, pero también el momento del día y el lugar en el que se encuentre. La Digital Life ya está aquí.

‘Deep Learning’ e Inteligencia Aumentada: análisis de emociones. Definitivo, 2018 es el año del Deep Learning y la Inteligencia Aumentada. “Las máquinas se vuelven cada vez más parecidas a los humanos, y más objetos cotidianos contarán con cámaras inteligentes y tecnología de reconocimiento visual”, explica Fernández. Añade: “La Computer Vision se masificará, con máquinas que además de entender palabras y reaccionar a ellas, harán lo mismo con imágenes”. Las tecnologías del ‘Deep Learning’ y la Inteligencia Aumentada pasarán de estar centradas en la nube a desarrollarse con la idea de albergarse en los dispositivos. Está claro: la dinámica del mercado cambiará y las compañías de dispositivos tendrán un rol clave. Pero también surge una gran oportunidad para el marketing y la publicidad ultra segmentados y personalizados.

Junto con el desarrollo del internet de los ojos, aumenta la implantación del internet del oído, el reconocimiento de voz y el procesamiento del lenguaje natural que permite hablar con ordenadores y smartphones de forma que hace solo unos años parecía ciencia ficción. Fernández pone dos ejemplos que denotan la importancia de estos avances en el proceso de compra: “El internet de los ojos ha generado que Ant Financial, la filial de Alibaba, esté ya probando un servicio de reconocimiento facial para pagar en KFC; y con el desarrollo del internet del oído las marcas tendrán voz y generarán un importante engagement con sus consumidores”. La compañía de investigación de mercados americana Forrester cifra en un 10% las decisiones de compra que en 2018 serán influenciadas de manera directa por ‘agentes inteligentes’; es decir, por plataformas que han recopilado datos, comportamientos y transacciones, pero también emociones de personas con el objetivo de conseguir más ventas o más adhesiones a un determinado servicio.

Evolución de las plataformas conversacionales: ‘chatbots’ en casa

El director de Ogilvy Upcelerator dice que “en 2018 los chatbots (plataformas conversacionales) entrarán en la vida diaria. Según Fernández, “ya no solo resolverán dudas o responderán preguntas, sino que darán consejos o información: ‘Tu parquímetro se acaba en dos minutos’; ‘si haces esta compra sobrepasarás el límite de tu tarjeta de crédito’”… “Integrar chatbots y asistentes virtuales en la estrategia de marketing mejorará el posicionamiento de las marcas e incrementará las ventas”, añade Fernández. “Primero, porque estas tecnologías interactúan con los usuarios, en sustitución de las personas, en busca de una mayor eficiencia y una atención 24 horas al día los 7 días de la semana a un menor coste. Segundo, porque exprimiendo sus funcionalidades, se les puede programar para que aprendan los temas sobre los que va a versar la atención al cliente, acerca del proceso de venta, etc. Esto determinará el éxito y abre una gran ventana de posibilidades al mundo del marketing y la publicidad”.

Las experiencias ‘inmersivas’ se expanden

En 2018 veremos también el desarrollo de las experiencias ‘inmersivas’ de compras, gracias en parte a la Realidad Aumentada y la Realidad Virtual. Estas tecnologías superan la fase de tecnología nicho y pasan a ser imprescindibles. La Realidad Aumentada se ha hecho muy popular a través del juego Pokémon Go; pero ahora ya no solo es aplicable al juego, se ha convertido en una tecnología que ofrece beneficios reales para el consumidor y que se aplica en distintos ámbitos. Según cree Fernández, “ir de compras será saltar de pantalla y vincular mundos on y off para crear una experiencia de usuario única, intuitiva y memorable”. Solo hay que pensar en Amazon Echo y Google Home, dispositivos sin pantalla basados en voz, “y en todas las posibilidades que pueden permitir en sectores como la publicidad y el marketing”.

Se implanta el 5G y explota el IoT

La inminente implantación de la red 5G es la próxima gran revolución y para el 2025 se estima que habrá más de 100.000 millones de objetos conectados que generarán un negocio de 23.000M€ en España. Pero a día de hoy, el Internet of Things (IoT) empieza a despuntar.

Aparecen nuevas finanzas y métodos de pago digitales

Litecoin, Ethereum, Ripple… Antes desconocidas, estas criptomonedas poco a poco formarán parte de nuestro lenguaje habitual, pues participan en la revolución de las finanzas digitales. Sí, el blockchain (conjunto de tecnologías que permiten que ordenadores y otros dispositivos gestionen su información compartiendo un registro distribuido, descentralizado y sincronizado entre todos ellos, pero con el máximo respeto a la intimidad y la seguridad), la tecnología más disruptiva del momento, se consolidará y se hará masiva este año “vinculada, incluso, al IoT”, según Fernández. Esto posibilitará el auge de las fintech. Hoy en día “ya se puede pedir una pizza, por ejemplo, a Alexa de Amazon, que pronto será también plataforma de pago”. Es un hecho: los pagos móviles se consolidan y el sector retail ya se ha subido a la nueva ola de las monedas virtuales.

La ‘Digital Life’, esa que integra la tecnología en nuestros hábitos diarios, ha venido a nuestra vida para quedarse. Y quedan aún muchas cosas por llegar. “Hay que tener un control y una atención especial sobre la tecnología, pero este rol de utilidad hace que el desarrollo de estas tecnologías sea imparable”, dice Fernández.

Artículo anteriorGoogle da mayor control al usuario con la publicidad
Artículo siguienteNace FCB&FiRe, una red pionera en la Región