Ogilvy Barcelona pide que no toques los productos locales

No me toques los huevos. Esta es la expresión popular que Ogilvy Barcelona utiliza como claim principal de la campaña de comunicación ‘Alimentación y País’, que quiere conseguir que los ciudadanos catalanes conozcan y valoren el trabajo y la aportación que campesinos, ganaderos y pescadores hacen en la alimentación de todos y en la economía del territorio.

La frase, habitual en el lenguaje de la calle, se puede decir en un contexto de enfado o rabia, pero, además, usada de manera literal, da pie a promocionar los huevos frescos, de calidad y proximidad.

“No me toques los huevos” mientras aparece una imagen de gallinas y una campesina, con su nombre y apellidos. Continúa con “No me toques el calamar”, continúa un pescador. Por último, “No me toques el nabo”, dice una campesina. La imagen de una mujer que parece trabajar en un puesto del mercado argumenta: “Porque tocas mucho más de lo que piensas”.

A partir de aquí, el discurso se ilustra con escenas de vida de distintos tipos de personas. Un señor cocinando, “porque tengas productos de calidad en la mesa”. Acaba la frase una chica joven caminando por la calle con las bolsas de la compra.

Para cerrar, antes de la cartela final, dos amigos introducen el último mensaje a dos voces. “Ahora, lo que toca, productos catalanes. De calidad”.

A partir de este anuncio, se han creado tres versiones más cortas que se centran en cada producto. Por tanto, profundizan en los claims: “No me toques los huevos”, “No me toques el calamar” y “No me toques el nabo”. Así, mediante el refuerzo del producto local, de proximidad y temporada, se ha generado una campaña que quiere mejorar el conocimiento y la percepción del sector primario del territorio.