Oatly lanza una nueva campaña como respuesta a la enmienda 171

Oatly, la compañía sueca de bebida de avena, acaba de lanzar su primera campaña creativa global a nivel europeo con una única y llamativa pregunta…‘Are You Stupid?’.

Esta campaña nace como respuesta a la enmienda 171, a la que el Parlamento Europeo ya ha respaldado con su voto, y que está ahora en manos del Consejo de Ministros de la UE. La enmienda 171 pretende imponer severas restricciones a alternativas lácteas de origen vegetal y cuenta con el apoyo de la Asociación Europea de Productos Lácteos, afirmando que las directrices actuales de envasado y comercialización resultan “confusas” para los consumidores.

De hecho, supuestamente resulta tan confuso para los usuarios, que la enmienda propone incluso prohibir que los productos de origen vegetal hagan cualquier tipo de referencia que recuerde o remita a los lácteos. Así, si esta ley entrase en vigor, se podrían prohibir frases como “no contiene leche”,  “cremoso” o “alternativa al queso”. Además, podría obligar a los productos plant-based a cambiar su empaquetado e incluso prohibiría comparar su huella climática con la generada por los lácteos.

Sin embargo, Oatly ha puesto en tela de juicio esta supuesta “confusión” por parte de los consumidores y cree firmemente en que todos los consumidores, tanto españoles como europeos, saben distinguir perfectamente entre ambos tipos de producto. Para demostrarlo, han pedido al público que confirme esta teoría.

En su nueva campaña, Oatly presenta una serie de spots digitales en los que muestra la respuesta de gente real sobre este asunto. Las piezas muestran los resultados de un estudio que, durante una semana, testó a 12 grupos de personas de entre 21 y 64 años de edad de 17 países europeos. Después de 11 horas de tests, planteando la misma pregunta de diferentes maneras, el resultado fue siempre el mismo: los consumidores sabían distinguir perfectamente entre los lácteos y los productos de origen vegetal, sin lugar alguno a confusión.

Un 73% de ellos afirmaron que les gustaría que los productos vegetales puedan ser etiquetados en igualdad de condiciones que los productos lácteos y nada menos que un 92% de los encuestados – incluso siendo consumidores de productos cárnicos y lácteos- están a favor de que cada vez haya más alternativas de vegetales a los productos de origen animal.

Por eso, Oatly señala los mensajes contradictorios y lo absurdo de la tesis de la UE, que en realidad llevaría a una mayor confusión a los consumidores a la hora de elegir qué alimentos comprar. Algo especialmente llamativo si tenemos en cuenta el descenso que ha experimentado el consumo de leche en nuestro país y que muestran un claro cambio de tendencia en los hábitos de consumo. En los últimos 20 años, los hogares españoles han reducido su consumo de leche líquida en más de un 20%, pasando de un total de 4.025 millones de litros a 3.195 millones de litros, según datos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

- Contenido relacionado -