“Nunca me he dado por vencida ante injusticias y menos por las del machismo”

El empoderamiento de la mujer no es una moda. Surge de la necesidad de dar visibilidad a una problemática que en muchos ámbitos profesionales, sigue existiendo. Techos de cristal, diferencias salariales, conciliación… son algunos de los principales retos a los que se han enfrentado las mujeres en el entorno laboral a la hora de alcanzar puestos de responsabilidad.

Sin embargo, el sector de la publicidad, el marketing y la comunicación cuenta cada vez con más profesionales mujeres, desde directivas hasta emprendedoras que, a través de esta sección especial que lanzamos dedicadas a ellas, hablan de su experiencia en este sentido. Hoy le toca el turno a Uschi Henkes, directora Creativa en Zapping. ¡No te la pierdas!

¿Cuáles han sido los principales escollos que ha tenido que superar para llegar hasta su actual puesto de trabajo?

Hubo varios a lo largo de mi carrera, pero tengo dos que han sido los que más me han tocado. Una vez me ofrecieron un trabajo de alta responsabilidad con la condición de trabajar con Uschi como creativa, pero no con Uschi como madre. Era absurdo, porque tenía a mi hija recién nacida y les dije que no pensaba abandonarla solo por conseguir el puesto de trabajo, así que les mande muy lejos… Otra incidencia, fue la separación de mis anteriores socios ingleses, que me despidieron por ser mujer de…  En consecuencia, mi respuesta fue mi retrato BRUTAL. Francamente nunca me he dado por vencida ante injusticias y menos por las del machismo.

Creo que, como mujer en un puesto de importancia, hay que dejar que crezca una piel dura e ignorar incidentes si no tienen más importancia, intentar no tomarlo demasiado personal y, sobre todo, no perder el tiempo con esto.

Decir que a una mujer le cuesta más alcanzar un puesto de responsabilidad, ¿es hacer demagogia o es totalmente cierto?

Creo que, en general, siempre cuesta llegar a puestos de responsabilidad, también a los hombres. Parece que, a parte de ser un buen profesional, hay que tener valor, aguante, un carácter seguro, ser elocuente, competitivo, ser capaz de marcar caminos y tomar decisiones, todos ellos atributos que se asocian clásicamente al mundo masculino. Así es lógico que la mujer lo tenga más difícil. Parece que se la vigila constantemente bajo esos criterios y su puesto se convierte en más frágil. Para mí están en duda estas cualidades que me parecen obsoletas en el mundo que vivimos

Hay otro factor que me parece destacable y muchas veces se lee la mala intención entre líneas: en los últimos años a las mujeres se les ha ayudado mucho a llegar a puestos de importancia. Pero desafortunadamente la razón detrás no siempre ha sido altruista, sino más bien el hecho que las mujeres cuestan ‘más baratas’.

Como en todas las crisis, en esta del Covid, ¿vuelven a ser las mujeres el sector más vulnerable?

Sí, sin duda. El Covid ha llevado a la mujer trabajadora de vuelta a sus casas, su maldito lugar histórico, con todas sus consecuencias.

¿Ha notado algún tipo de discriminación salarial en los puestos en que ha desarrollado su labor profesional?

En Zapping nunca había diferencias salariales entre hombre y mujer, pero parece que hemos sido una excepción. Encuestas que han llegado a MáS MUJERES CREATIVAS han demostrado que sí hay mucha diferencia. Todavia se asocia a un top director creativo -como ya dice el puesto en sí- a un hombre. El puesto al mejor creativo (encuestas de Scopen que, ojo, preguntan por el mejor creativo que ya tiene implícito que será un hombre) ha nombrado por primera vez a una mujer en 2016 y así seguimos hasta hoy, muy lejos de la igualdad. 

¿Romper el llamado techo de cristal es posible o solo es un acto reservado a unas pocas?

Estamos en un momento histórico que está dando la vuelta a la mayor parte de las cosas. Entre ellas, el papel de la mujer. Un asunto de máxima importancia y que va a cambiar el mundo por completo. Se va a llegar a la igualdad, de eso no tengo ninguna duda, pero todavía queda un camino muy largo hasta llegar hasta ahí.

En su caso particular, la famosa conciliación familiar, ¿ha sido posible a costa de qué?

A costa de no tener tiempo para mí. Mis necesidades y sueños particulares quedaban año tras año en la cola de todo lo demás. Encima estaba mal visto para un creativo tener un horario normal, tenias que estar 24 horas disponible y eso lo complicaba aún más. Así que muchas veces tenía que combinar la familia y el trabajo a la vez, con el resultado de que mi hija creció prácticamente en la agencia

- Contenido relacionado -