¿Nos dejamos influenciar por las tendencias en moda?

Para los fashionistas, el primer lunes de mayo es el día más grande del año. Conocido como “el domingo de la Super Bowl para el mundo de la moda”, Met Gala es un evento benéfico que da inicio a la exposición de moda anual del Instituto del Vestido del Museo Metropolitano de Arte de Nueva York. La noche se centra en el tema de una nueva exposición y el evento de este año se inspiró en el ensayo de Susan Sontag de 1964, titulado “El Campamento”, por lo que todos los invitados, desde celebrities a jóvenes creativos y grupos de la industria, mostraron sus creaciones inspiradas en ese tema.

Aprovechando este gran evento, desde Wavemaker han querido extraer los datos de su panel LIVE Panel sobre el interés de los consumidores por la moda y sus tendencias. De esta forma, han podido comprobar cómo, en general, a los grupos de edades más jóvenes les gusta mantenerse al día en las últimas tendencias y diferenciarse de la multitud, mientras que los grupos de mayor edad tienen menos placer en cuidar su apariencia y en los productos caros.

Cuando realizaron las mismas preguntas a los consumidores españoles, observamos un cambio en la gráfica general. A los españoles nos gusta mucho más que a la media destacar entre la multitud y estar al día en las últimas tendencias (excepto en el grupo de edad más mayor, que está por debajo de la media), pero nos declaramos menos adictos a productos caros (sobre todo a partir de los 35 años) y, sobre todo, estamos por debajo de la media en todas las franjas de edad en el disfrute por cuidar nuestra apariencia (lo hacemos para estar a la moda o para destacar, pero no porque nos guste). Y, además, tenemos un concepto muy alto de nuestro estilo vistiendo, pues una gran mayoría consideramos que tenemos muy buen gusto para la moda.