No se está aprovechando la Inteligencia Artificial

Boston Consulting Group y MIT Sloan Management Review han publicado un nuevo estudio titulado Winning With AI: Pioneers Combine Strategy, Organizational Behavior, and Technology, el cual revela, a grandes rasgos, que la gran mayoría de las compañías no aprovechan el potencial de la Inteligencia Artificial. Únicamente un grupo reducido de empresas emplean la IA para crear valor y generar ventajas competitivas. El informe asegura que a pesar de los directivos considerar la IA como una oportunidad clave en el negocio, cada vez son más los que se preocupan por los riesgos estratégicos de esta herramienta. Además de esto, en el estudio se destacan los cinco comportamientos organizacionales que tienen como punto en común las compañías que aprovechan el valor de la IA.

Este informe sienta sus bases en una encuesta a más de 2.500 directivos y 17 entrevistas a líderes y expertos. Los resultados de ello son: 9 de cada 10 directivos ven la IA como una oportunidad de negocio para su compañía; 7 de cada 10 empresas revelan un impacto mínimo o nulo de la IA; han realizado al menos una inversión relacionada con IA el 90% de las compañías, aunque menos del 40% confirma la obtención de ingresos gracias a la IA en los últimos tres años; el 45% advirtió algún riesgo relacionado con IA en 2019 lo que supone un aumento del 37% respecto a 2017.

Sam Ransbotham, uno de los autores del estudio, afirma: “El informe confirma que la inteligencia artificial es una temática relevante para los líderes de todas las industrias. Sin embargo, a pesar de que algunas compañías ya han logrado importantes avances, la mayoría aún tiene dificultades para generar valor con la inteligencia artificial “.

Los cinco comportamientos comunes de las empresas que generan valor a través de IA reveladas por el informe son: en primer lugar, integran sus iniciativas de IA con la estrategia de negocio; luego, unifican sus iniciativas de IA con sus estrategias de transformación; en tercer lugar, asumen grandes riesgos, priorizando el crecimiento de los ingresos sobre la reducción de los costes; a continuación, alinean el desarrollo de IA con su uso; y, por último, evitan la “trampa tecnológica” refiriéndose a que la IA no solo se trata de una oportunidad tecnológica, sino también es una iniciativa estratégica que requiere inversiones relacionadas con la captación y retención del talento, nuevas formas de trabajar y gestión del cambio.

En cuanto al desarrollo de talento, el estudio afirma que el 65% de los encuestados generan valor relacionado con el negocio usando la IA cuando emplean un enfoque múltiple: crean equipos internos y dependen menos de proveedores externos; importan selectivamente talento con experiencia en IA para roles de liderazgo técnico; y forman a sus empleados en comprensión y gestión de la inteligencia artificial (upskilling)

“La IA es una oportunidad estratégica importante, que conlleva riesgos estratégicos si las empresas no actúan con cuidado. Ya existe una brecha entre ganadores y perdedores, y esta brecha aumentará en los próximos años. Para obtener valor, la tecnología y los algoritmos no son suficientes. Las compañías deben integrar la IA en su estrategia corporativa y en sus procesos. Esto suele resultar mucho más difícil que la propia tecnología en sí misma y conseguir  hacerlo con éxito requiere nuevas formas de trabajar diferentes del enfoque requerido para obtener valor de iniciativas tecnológicas”, concluye Shervin Khodabandeh, otro de los autores del informe.