‘No puedo competir. Tendré que cerrar…’

Enrique Díaz, Director de Digital e Innovación de Equmedia, nos trae un artículo de opinión en el cual analiza los nuevos hábitos de compra de los usuarios con algunos consejos sobre cómo mejorar tu tienda online. ¡No te lo pierdas!

“Tras el periodo de confinamiento en casa y parón de la actividad comercial, viene la reapertura. Con ella, los pequeños negocios se encontrarán con una nueva realidad: sus clientes han generado nuevos hábitos en todo este tiempo. Aquellos que no compraban online, ahora sí lo hacen; los que lo hacían, lo hacen mucho más. No es un problema en sí: crear una tienda online es cuestión de cierto tiempo, inversión económica y un cambio de cultura empresarial. El problema es de dimensión.

Mientras que en el mundo físico recurrimos a un buen número de diferentes establecimientos, aun considerando la concentración de compras en grandes superficies, en el mundo online esta concentración en pocos players es mucho, muchísimo, más acusada, incluso rozando la exclusividad por sector. Por lo que, si para el pequeño negocio era cada vez más difícil competir en el mundo físico, en el mundo online es una verdadera proeza.

Recurrir a la diferenciación de producto, a la exclusividad de oferta, al mercado nicho es una opción pero, por su propia lógica, limitada a unos pocos “jugadores”. Para la gran mayoría, competir con Amazon, El Corte Inglés, Carrefour, Mediamarkt, etc., será una obligación, pero ¿puede un pequeño negocio competir en el mundo online? Con dinero, no. Con inteligencia, quizá, o, al menos, será la única forma de hacerlo. Inteligencia para destacar, inteligencia para visibilizar sus servicios y productos… En resumen: inteligencia para atraer clientes, tanto “locales” como, ¿por qué no?, “globales”.

Por desgracia, estoy pensando en SEO, una técnica que no ofrece una eficiencia a corto plazo evidente (cuando, tras este periodo de parón económico, es justo lo que necesitan las pequeñas tiendas y negocios de barrio). Pero, también pensó que más vale tarde que nunca, así que aquí está el aporte de Equmedia, por si este artículo cae en tu poder.

“utiliza la diferencia del tamaño de tu empresa para llegar al corazón de tu cliente

En primer lugar, tu tienda online debe estar adaptada a la navegación móvil. A partir de ahí, todo los demás. Aprende cómo te busca tu potencial cliente. Puede que no hayas hecho esto antes; es fácil, aunque laborioso. Obviamente, si estás interesado es porque estás creando o ya tienes una tienda online así que, en cierto modo, estás habituado a las herramientas de Google. Entra en Google Ads y utiliza su herramienta “planificador de palabras clave”. Introduce varios términos que inicialmente pienses que la gente utilizaría para encontrar tu tienda y productos o servicios ofertados. Encontrarás cientos de variables. Aquí empieza la clave: usa los términos de búsqueda más utilizados en los contenidos que crees, en la descripción de tus productos, en todo contenido que generes, pero utiliza tu hándicap en tu beneficio. Trata de incorporar siempre la variable de localización del negocio (las grandes compañías internacionales no pueden permitirse ese lujo). Así, si eres una carnicería, no te definas como “carnicería online”, sino “carnicería online de (o) en (ciudad, pueblo o barrio)”.

En segundo lugar, piensa de “forma pequeña” para ser grande. Elige criterios de búsqueda long tail para describir tus productos o servicios. Son comportamientos de búsqueda menos habituales y, por lo general, si son cadenas de búsqueda bastante largas, de más de cinco palabras, traerán poco tráfico de individuos a tu tienda online, pero verás que será tráfico más eficiente y, ya sabes, tacita a tacita… Además, de nuevo, los más grandes no pueden jugar a ese juego de una forma tan eficiente.

En tercer lugar, define la URL y los títulos de las secciones y meta-etiquetas web con aquellas cadenas más buscadas y apoya a éstos con subtítulos y contenidos que utilicen un segundo nivel de criterios por volumen de búsqueda y muchos criterios long tail. Además, por qué no, se emocional: utiliza la diferencia del tamaño de tu empresa, la cercanía con el individuo o cualquier otra variable para llegar al corazón de tu cliente.

Utiliza Google My Business para destacar. Actualiza toda la información que aparece, mejora la “emocionalidad” de los contenidos y habla con tus clientes. Conseguir reseñas y opiniones es básico. Si eres “pequeño”, debes conocer a tus clientes. Demuéstralo y demuéstraselo a aquellos que aún no son tus clientes.

Si eres “pequeño”, debes saber también sobre tu producto o servicio más que nadie. Has de saber sobre el café que vendes más que Carrefour, tienes que saber sobre la cafetera que vendes más que Amazon. Demuéstralo, participa en blogs sobre la temática que dominas, crea contenidos para redes sociales, relaciónate con profesionales, expertos e influencers de tu sector y crea vínculos, no de amistad, que también, sino redireccionamientos (backlinks) de estos hacia tu tienda online. Esto es básico: sin esto, y sin estar adaptado al entorno móvil, no hay nada.

No le hemos descubierto nada a los profesionales de nuestro sector pero, como hemos dicho, ojalá te llegue a ti tendero, pequeño comerciante o autónomo y mucha, mucha suerte, ánimo y fuerza desde Equmedia. Nos vemos el próximo mes”.