Mono Madrid, la creatividad al poder

Bitan Franco y Sito Morillo, ex Directores Creativos Ejecutivos de Publicis, Nando Vega Olmos, ex Director Creativo de Picnic y ex R/GA, y Jorge Fesser, que en los últimos años desempeñó el cargo de Business Director en Wieden+Kennedy Amsterdam son el tándem definitivo que estará al frente de Mono Madrid, la agencia que nació a principios de año, con la ilusión que siempre genera emprender y con la adrenalina de que ese algo sea independiente.

Todos ellos cuentan con más de 10 años de experiencia en publicidad y a lo largo
de sus carreras han pasado por agencias multinacionales con trabajos que han
ganado innumerables premios en los principales festivales publicitarios del mundo.

La agencia busca desarrollar un nuevo modelo sobre el patrón tradicional a partir de
una estructura líquida, que le permita actuar con mayor agilidad. Su propuesta se
basa en un modelo colaborativo y por proyectos,
que le proporcionará la posibilidad de ajustar con precisión los perfiles necesarios a las necesidades específicas de cada cliente.

“Mono quiere ofrecer al mercado creatividad. Somos una agencia sin etiquetas, nos definimos como multiformato, porque la gente lo es. Ya no se distingue entre offline y online. Creemos en la creatividad y queremos hacer ideas que viajen, que diviertan, que aporten valor, que construyan marcas y que lleguen a las personas independientemente del formato”, explica el Digital & Innovation CCO y
socio fundador de Mono, Nando Vega Olmos.

Para ello, Mono contará en Madrid con una red de talento nacional e internacional, aportando diversidad y apoyándose en un colectivo de colaboradores habituales con experiencia en agencias y marcas de primer nivel.

“Es un proyecto con el que llevábamos mucho tiempo soñando. Por fin se dieron las
condiciones idóneas para lanzarlo al ver que muchos clientes estaban interesados
en trabajar con nosotros y buscaban otro tipo de partner:
una agencia más pequeña, que cuide más a sus clientes y construya marcas culturalmente relevantes que, de verdad, conecten con la gente. Queremos generar soluciones para la gente. Queremos hacer comunicación publicitaria y no publicitaria”,
explica Bitan Franco,
CCO y socio fundador de Mono.

Bitan Franco y Sito Morillo liderarán la Dirección Creativa de la agencia junto a Nando Vega Olmos, más enfocado en nuevas tecnologías, innovación y digital. Por su parte, Jorge Fesser ocupará la Dirección General de la agencia como Managing Director y Director de Servicios al Cliente.

“Tras 8 años trabajando en Wieden+Kennedy Amsterdam para marcas globales
como Nike, Heineken, Levi’s o EA Sports, pensamos que era el momento ideal
de ofrecer otro modelo de agencia en España. La presión en los fees y costes de
producción, el auge de los departamentos in-house eran señales claras”,
asegura Fesser.

“El mercado se ha dinamizado muchísimo, convirtiéndose en un ecosistema
basado en proyectos. Los clientes perciben el valor de abrirse a nuevas agencias más colaboradoras y buscan partners más flexibles capaces de sorprender con propuestas frescas”,
continúa el Managing Director y socio fundador de Mono
Madrid.

Los primeros proyectos de Mono son clara muestra de la diversidad creativa a la que apuntan. Entre ellos están el lanzamiento del álbum del músico Leiva con la
plataforma de contenido Fans&followers,
la campaña viral de WhatsApp de
Navidad para Correos o la última campaña del Club de Creativos (CdeC).

La agencia también colaborará activamente con Picnic Madrid, consultora especializada en estrategia aplicada al desarrollo de marcas modernas. Mono asistirá a Picnic en proyectos creativos y Picnic a Mono en proyectos estratégicos.

Por último, respecto al nombre que sus fundadores eligieron para la nueva agencia,
Sito Morillo aclara que “Mono tiene muchos significados, y todos tienen sentido con
lo que queremos hacer. Mono es tener ganas. Mono es algo bonito. Mono es algo simple, sencillo. Mono también es lo que te pones para trabajar mucho. Pero, sobre todo, Mono es volver al origen, a las ideas puras. Porque al final cuando una idea es buena, llega y funciona sin importar su formato. Y también porque cuando la gente nos pregunta cómo nos llamamos, siempre responde: ¡Ah! !Mola, Mono!”