Mommus Foods estrena nuevas instalaciones y lanza la primera campaña dirigida a los animales 

Mommus Foods, la premiada empresa alicantina que nació como un pequeño obrador en 2018, continúa su crecimiento imparable. Tras su alianza con Dacsa Group para llevar a los lineales su gama de productos plant-based, y desarrollar y democratizar nuevos productos alternativos a los lácteos, este mes de mayo ha estrenado nuevas instalaciones donde podrá ampliar su producción y satisfacer la creciente demanda de sus sustitutos vegetales del queso. 

En la nueva fábrica, situada en San Vicente del Raspeig (Alicante), Mommus tendrá capacidad para fabricar hasta 100.000 unidades al mes de productos plant-based: «Es un orgullo ser el primer obrador artesanal de queso plant- based capaz de dar un salto tan importante en capacidad productiva propia en el escenario nacional. Estamos muy orgullosas, muy ilusionadas, y seguiremos trabajando para crear y producir productos saludables, sabrosos y éticos”, comenta Cristina Quintofundadora de Mommus. 

Querida No Humanidad

Cuando Mommus Foods dio sus primeros pasos, la alimentación plant- based era todavía una gran desconocida en nuestro país. Hoy día, los expertos hablan de que el futuro de nuestro planeta pasa por cambiar nuestros hábitos en muchos ámbitos, y la alimentación es, sin duda, uno de ellos. Para reivindicar las ventajas de los productos plant-based, y la necesidad de una alimentación responsable, Mommus lanza Querida No Humanidad, una campaña creada por la agencia Utopicum que pone el foco en los animales, enviándoles un mensaje de esperanza: “Pronto será un lugar seguro”. 

Los protagonistas de la campaña son los cuatro animales utilizados en ganadería más comunes: vaca, oveja, gallina y cerdo. Se ha creado una landing page, http://queridanohumanidad.com/ y piezas audiovisuales para cada uno de ellos, traducidas a su propio ‘idioma’: vacuno, bovino, aviar y porcino. 

Para lanzar este mensaje, se ha optado por una dirección artística amable, conseguida gracias a una gráfica naif y colorida, que contrasta con la contundencia de lo que se transmite en la campaña. “Necesitábamos lanzar este mensaje de concienciación. No hacemos nuestros productos solo porque la alimentación plant-based sea una necesidad para continuar en este planeta como especie, que lo es, sino también por la convicción de que necesitamos hacer de este mundo un lugar mejor para todos, incluyendo a las otras especies con las que compartimos la Tierra”, afirma Cristina Quinto. 

- PUBLICIDAD -