‘Mola mucho ser independiente’

La Publicidad lanza en septiembre el “Especial Agencias 2019”, donde diferentes profesionales del sector ofrecen su particular punto de vista sobre el panorama actual de las agencias. Descubre el artículo de opinión de Guillermo Hernández, CEO de Somos Sapiens.

El crecimiento de las independientes es innegable. Las agencias de medios independientes ya ocupan el cuarto lugar en términos de facturación. El año pasado, un importante semanario inglés, MediaWeek, nombro a una agencia independiente como la Agencia de Medios del año. En nuestro mercado, las últimas ediciones del WINA, nos permiten estar orgullosos de los resultados conseguidos por la vertiente independiente. Las grandes consultoras, están dotando de músculo y know-how a su potente oferta con la compra de las mejores agencias independientes… ¡esto es imparable!

Hasta ahora, este tipo de agencias no lograban un hueco potente en el mercado. Sin embargo, en los últimos años hemos asistido al nacimiento de algunas agencias indies que al cabo de los 4 ó 5 años son una realidad, gestionando cuentas o contratos de mucho valor e importancia. Incluso, alguna de ellas integradas en grupos internacionales. No hay duda que el fenómeno de agencias independientes crece exponencialmente cada año y ya cuatro de cada diez anunciantes valorarían trabajar con una agencia de medios independiente.

Y esto es una consecuencia del imparable vaivén que ha sufrido el mercado. Las grandes agencias de medios multinacionales han proporcionado buena parte de los ingresos para el crecimiento de los grandes grupos. Pero ahora las cosas están empezando a cambiar. Los clientes empezaron a cuestionarse qué papel real tienen. Y una de las razones es que están buscando transparencia y retorno y ver dónde están invirtiendo su dinero y qué razón hay para hacerlo.

“Los anunciantes han encontrado en nosotros socios que buscan relaciones, y por eso empiezan a preferir nuestra flexibilidad”

Aquí es donde algunas compañías independientes nos hemos posicionado con la promesa real de involucración del cliente en sus procesos de marca e incluso negocio, con transparencia y consecución de retorno, con lo que se logra una relación mucho más intensa con nuestro cliente. Los anunciantes han encontrado en nosotros socios que buscan relaciones, y por eso empiezan a preferir nuestra flexibilidad, nuestra cercanía y nuestra propuesta de transparencia. Y esto, es difícil de mantener en las grandes agencias internacionales por su jerarquización, costes estructurales y compromisos creados.

Pero la tarea no es nada fácil. Sufrimos dos importantes limitaciones del tipo de negocio. Por un lado, no tenemos línea de financiación infinita, gestionamos nuestros propios recursos presupuestarios, por lo que las decisiones deben ser muy analizadas. Y, por otro, los clientes alineados a nivel mundial son de imposible acceso, no nos regalan las cuentas, con lo que limitamos nuestra capacidad de crecimiento exponencial. 

Por eso, no debemos acomodarnos, tenemos que afianzar nuestro vínculo con el cliente, incorporando más integración en la oferta de servicios, más innovación y frescura en los planteamientos, más talento en los profesionales, más capacidad estratégica enfocada al negocio de nuestro cliente y mas transparencia en nuestra relación.