Miller Lite impacta al mundo con su última campaña

De todos los cambios que Covid-19 trajo a las vidas de la gente, el más notable para las personas que asisten a oficinas puede ser el requisito de trabajar desde casa. Lo amen o lo odien, muchos pueden estar de acuerdo en que tiene un lado positivo: el final de las fiestas navideñas de las oficinas; una partida que celebra la última campaña navideña de Miller Lite.

La campaña Farewell, work holiday parties, creada por las oficinas de DDB en Chicago y San Francisco, es un elogio cómico para todas las partes más incómodas de esas reuniones: posar para fotos con el jefe, beber demasiado, quedarse dormido en el escritorio, todo marcado por un DJ demasiado entusiasta.

Con una versión lenta de Happy holidays, de Andy Williams, la mayor parte del anuncio se presenta como un bodegón de los momentos más bizarros de la fiesta. Es probable que haya personas que estén tristes de ver desaparecer esta tradición prepandémica. (A menos, por supuesto, que sea uno de los pocos desafortunados cuyas festividades de oficina de fin de año se hayan trasladado a Zoom).

- Contenido relacionado -