‘Medios, agencias y el apocalipsis’

Desde La Publicidad hemos elaborado un año más nuestro especial “Anuario”, donde diferentes profesionales del sector hacen balance de un 2020 que ha sido distinto para todos. Hoy es el turno de Abel Montero Alonso, Director de Negociación de Arena Barcelona.

“La industria de la publicidad y el sector de las agencias de medios viven desde hace tiempo, de la mano de los propios medios y su evolución, una transformación profunda. Una reconversión que los que llevamos tiempo en este negocio vivimos con un sentimiento apocalíptico, y perdón por la palabra. El mundo en que crecimos y nos desarrollamos profesionalmente se derrumba y surge algo nuevo, y no necesariamente mejor.

Inmersos en una constante revolución tecnológica, los medios tradicionales ven cómo sus ingresos disminuyen día tras día, sus audiencias se fragmentan y se diluyen y se ven obligados a competir con grandes plataformas que gestionan su parte del pastel con una visión claramente monopolística y sin una regulación que limite su poder omnipresente.

En cuanto a las agencias de medios, la contracción de la inversión, la eliminación de las barreras de entrada, el incremento de los gastos de estructura asociado al cambio, la internalización de servicios en los anunciantes, esa omnipresencia de las grandes plataformas y la infinita fragmentación del consumo de medios están acabando con un modelo de negocio que está ya obsoleto.

“más allá del coronavirus, el mundo que conocimos se desmorona

Y, aun así, son muchos los anunciantes que se conducen con la convicción de que medios y agencias siempre pueden ceder aún un poco más en algún punto del marco de su relación económica, de por sí ya siempre estresado al máximo, como si no hubiera límite.

En este escenario, ya muy crítico, el año 2020 y su pandemia nos dejan una industria tocada, con ERES y ERTES a destajo, que afronta el 2021 con la esperanza con la que lo hacen todos los sectores del país, soñando con una vacuna y con un segundo semestre del próximo año que conlleve una recuperación de las inversiones y que le dé oxígeno. Pero todo ello no puede esconder que, más allá del coronavirus, el mundo que conocimos se desmorona.

Es necesaria una reinvención de las relaciones entre los distintos agentes implicados en el proceso publicitario: anunciantes, medios, agencias (de medios y creativas) y consultoras, que permita que la actividad publicitaria se rija por parámetros de calidad y eficiencia en un entorno económico sostenible, regulado y coherente para todos. De no hacerlo así: apocalipsis…”

- Contenido relacionado -