McDonald’s y Publicis rompen los códigos de contratación a través de códigos QR visuales

McDonald’s está revolucionando su proceso de selección de personal mediante la implementación de procesos atractivos y simplificados para que cualquier persona pueda solicitar un puesto de trabajo a través de códigos QR visuales con la forma de los productos icónicos de McDonald’s: una respuesta a las necesidades actuales de contratación y una solución para los solicitantes de empleo.

McDonald’s es el mayor empleador privado de Francia y emplea a más de 75.000 personas, el 80% de las cuales son menores de 30 años. Muchos jóvenes comienzan su vida laboral en McDonald’s, desarrollando su carrera dentro de la empresa hasta convertirse en directivos.

Sin embargo, la pandemia ha ampliado la brecha existente entre los que pueden encontrar fácilmente un trabajo y los que tienen dificultades para hacerlo. Muchas personas, especialmente los jóvenes, se sienten intimidadas a la hora de solicitar un empleo, sobre todo si no tienen un título; Jean Deydier, director de Emaús Connect, cita que uno de cada cinco** jóvenes no tiene ninguna esperanza real de entrar en el mercado laboral en Francia. Por ello, McDonald’s ha decidido cambiar esta situación.

Tras la transformación de sus restaurantes en entornos inclusivos, accesibles y acogedores con experiencias de consumo inteligentes, McDonald’s está haciendo que el proceso de búsqueda de empleo sea tan inclusivo y tan fácil como visitar un McDonald’s. Aprovechando la iconicidad y la sencillez de McDonald’s, se han creado códigos QR que facilitan a los jóvenes la presentación de solicitudes, sin importar dónde estén y quiénes sean, de la forma más inclusiva posible, con lo que manejan con más confianza: sus teléfonos.

McDonald’s quería una forma llamativa, refinada y estética de representar algo que suele ser funcional y aburrido. Por eso los códigos QR se han convertido en coloridas representaciones de los productos más icónicos de McDonald’s: hamburguesas y patatas fritas. Se trata de la campaña de captación más sencilla y accesible.

Gracias a estos elementos visuales, la gente puede reconocer instantáneamente a McDonald’s, mientras que el hashtag #reQRuitement describe la función del código QR. Las ubicaciones de la campaña están estratégicamente situadas en zonas donde la gente tiene que pasar tiempo, por ejemplo, mientras espera el autobús o el tren.

La primera fase de la campaña vive esta primavera, y la oleada más amplia se pone en marcha este verano, en agosto, un momento crítico en la búsqueda de empleo para la población más joven.

- Contenido relacionado -