McDonald’s abre la Semana Grande del Arte de Madrid con una exposición de arte sostenible

El pasado 28 de enero, McDonald’s presentaba su estrategia de sostenibilidad en un restaurante pop-up, ubicado en el centro de Madrid y totalmente forrado con cartón reciclado. Ahora, la compañía ha querido dar un paso más en línea con sus compromisos con el medioambiente, y ha reutilizado todo el cartón empleado en el evento para la creación de 12 obras de arte y un mural, de la mano de tres reconocidos artistas: Julio Falagán, Cinta Arribas y Cless. La exposición se ha presentado al público en Madrid, en el espacio Le Kool, coincidiendo con el inicio de la Semana Grande del Arte en la capital, y tiene como objetivo dar visibilidad a los compromisos de McDonald’s en materia de desarrollo sostenible.  

El evento de presentación de las obras ha contado con la presencia de los tres artistas, quienes han explicado cómo ha sido el proceso de creación. En total, se han llevado a cabo 12 obras y un mural, y además del cartón reciclado, los artistas han empleado vinilos, sprays, rotuladores, pintura, impresiones y cinta de colores.

Paloma Cabral, Directora de Relaciones Institucionales y Comunicación de McDonald’s, comenta: “El reciclado es un pilar fundamental de los esfuerzos que está realizando McDonald’s en materia de desarrollo sostenible. No sólo a la hora de separar adecuadamente los residuos que se generan en nuestros restaurantes, sino también a la hora de fomentar buenos hábitos de reciclado entre nuestros consumidores. Por eso, reutilizar los materiales de un evento dedicado a la sostenibilidad reconvirtiéndolos en obras de arte era el paso más coherente que podíamos dar. Esperamos que estas obras sirvan de inspiración a todas las personas que las vean, y les transmitan la idea de que muchas de las cosas que desechamos a diario pueden tener una segunda vida”.   

Los tres artistas ya contaban con experiencia previa trabajando con elementos reciclados o reutilizados. Cinta Arribas comenta: “Siendo estudiante de Bellas Artes lo hacía por necesidad y por diversión, pero también porque es tremendamente interesante dar una nueva vida a algo, encontrarse con los rastros de su uso anterior y dotarles de un nuevo significado. En este caso en concreto, los cartones y envases de McDonald’s que hemos usado como materia prima nos han permitido trabajar con mucha facilidad: recortando, arrancando, pegando y pintando para realizar este collage a gran escala. Cosas tan sencillas como por ejemplo la bolsita de papel de las patatas fritas, se han convertido en algo inesperado, como el bolsillo de la camisa de un personaje inventado.”

Por su parte, Cless destaca que “al conocer el trabajo de Cinta y Julio, sabía que realizar el proyecto juntos iba a ser toda una experiencia puesto que cada uno aborda el reto desde un punto completamente diferente al otro, pero los resultados confluyen en un todo, con carácter y fuerza, imprimiendo el estilo de los tres en cada pieza. Lo interesante del proyecto era jugar con lo que teníamos. Era fundamental experimentar, salir de nuestra zona de confort y apostar por lo diferente, teniendo en cuenta ciertos puntos que no podíamos dejar de lado como la naturaleza, el color, la diversión y frescura en la manera de proceder”.

Por último, Julio Falagán pone de relieve el propio proceso de creación: “Los tres nos conocíamos, los tres admirábamos el trabajo de los demás y gracias a este proyecto, al fin hemos jugado juntos. Porque eso es lo que ha sido. Un juego en el que el objetivo no era ganar, sino disfrutar, y creo que de esta colaboración salimos todos ganadores. Hasta los que no han jugado, porque podrán disfrutar viendo las obras resultantes de este gran collage de reciclaje.”

Una exposición que forma parte de un movimiento colaborativo por el medioambiente: Happy Change.