M&C Saatchi colabora en el estudio ‘Innovation Series Retail’ de ESIC

M&C Saatchi ha participado de nuevo colaborando en uno de los interesantes estudios sectoriales de ESIC. En este caso se trata de “Innovation Series Retail”, con el que se ha querido analizar la innovación en las tiendas y el comercio.

El estudio afirma que para aquellas empresas con procesos de Retail-eCommerce preparadas, ha supuesto un crecimiento importante, ya que la mayoría de los clientes se han visto obligados a tener que hacer sus compras a través de plataformas on-line. Mientras que para aquellas que no tenían desarrollada una buena práctica de canales on-line, han tenido que hacer inversiones en sus canales y procesos para estar a la altura o han tenido que estar cerradas durante el confinamiento. En España le hemos dado un gran empujón a los rankings de innovación consiguiendo acelerar los procesos de transformación previstos inicialmente para la agenda del 2025.

Además el cierre de las tiendas físicas ha intensificado el uso de canales digitales por parte de nuestros Clientes, y esto ha generado una avalancha de nuevos y valiosos datos. También ha supuesto una reinvención de cómo llegamos a nuestros Clientes y como desarrollamos nuestro negocio. Con el cierre hemos abierto nuevos canales, y nuevas formas de interactuar con nuestros Clientes, que quizás no hubiéramos planteado en otras circunstancias.

El estudio también afirma que por razones de salud y seguridad se ha multiplicado el número de usuarios en los e-commerce y concretamente las compras por internet han ganado peso de forma abrupta sobre el total del consumo, al decrecer a un menor ritmo con respecto al año anterior que las compras en tienda física (22,2% vs. 56,9%).

Se destaca también el porcentaje de clientes que realizan compras online ha llegado a máximos históricos, incluso en sectores y en segmentos de clientes donde el consumo online era bajo. La necesidad ha forzado a que los clientes prueben la compra de los productos online y se registren en plataformas de venta online. La conveniencia de este tipo de compra es algo que los clientes mantendrán una vez termine la crisis. Recibir ropa, complementos, comida, productos en casa ha venido para quedarse en clientes que antes de la pandemia no participaban del e-commerce.

Artículo anteriorCentral Lechera Asturiana intensifica su lucha para combatir el desperdicio alimentario
Artículo siguienteContra el racismo no hay rebajas